GRUPO DE INVESTIGACIÓN PARANORMAL GUVAIP


   
 
  Experiencias Extracorporeas
Si has vivido algún tipo de experiencia extracorpórea, ya sea una experiencia cercana a la muerte (ECM) o lo que se conoce como viaje astral, envianos tu vivencia a guvaip@hotmail.es




Experiencias cercanas a la muerte (ECM´s)

Nos encontramos en la camilla de un hospital, de repente oímos
un zumbido, es como una vibración, acto seguido podemos ver nuestro cuerpo inerte desde arriba, inmediatamente nos movemos rápidamente por un largo y oscuro túnel, divisamos al final una luz. Ya antes de llegar a la luz, vemos otros seres que vienen a recibirnos, algunos  nos resultan conocidos. Ya en la luz nos encontramos con un ser que nos llena de felicidad y amor, y comienza una revisión de la vida…


 
Esta podría ser una experiencia tipo de las llamadas experiencias cercanas a la muerte o ECM´s. Ya el doctor Raimond Moody (psiquiatra) y la doctora Elisabeth Kubler-Ross, entre otros,  realizaron investigaciones sobre este campo, reuniendo y entrevistándose para ello con miles de personas que habían asegurado tener una ECM.


 
Así multitud de pacientes dicen haber escuchado hablar a los médicos, mientras éstos les daban por muertos, así en el libro del doctor Moody, “Vida después de la vida”, una paciente relataba:
“Estaba en el hospital pero no sabían lo que me pasaba. El
doctor James me dijo que bajara al departamento de radiología para que me miraran el hígado por si descubrían algo. Como tenía alergia a muchos medicamentos, comprobaron lo que me iban a poner en el brazo y, como no hubo reacción, siguieron adelante. Cuando usaron la dosis completa me quedé paralizada. Oí con toda claridad cómo el radiólogo que estaba conmigo, marcó un número , y dijo: <<doctor James, he matado a su paciente, Mrs. Martin>>. Sabía que no estaba muerta. Traté de moverme y decírselo pero no pude. Cuando estaban tratando de reanimarme pude oírles hablar de los centímetros cúbicos que necesitaba de un medicamento, pero no sentí las agujas ni cuando me tocaron".


 
También hay algunos que describen sensaciones de paz y de quietud durante los primeros estadios de sus experiencias, todo ello tras un intenso dolor. (Aquí hay que puntualizar que el cuerpo humano es muy sabio, y se tiene conocimiento que ante una muerte dolorosa, éste es capaz se segregar una sustancia, que puede ser incluso más fuerte que un opiáceo, para evitarnos cualquier tipo de sufrimiento).

 
Experiencias sacadas del libro vida después de la vida del doctor Raimond Moody:
 
1ª Experiencia:
 
Hace un año ingresé en el hospital con problemas cardiacos y a la mañana siguiente, mientras me encontraba en casa, comenzó a dolerme mucho el pecho. Pulsé el timbre que tenía al lado de la cama para llamar a las enfermeras. Vinieron y comenzaron a hacerme cosas. Me sentía muy incómoda acostada sobre la espalda y me di la vuelta, pero en ese momento dejé de respirar y el corazón se detuvo. Oí gritar a las enfermeras, mientras sentía que salía de mi cuerpo y me deslizaba entre el colchón y la barandilla que había al lado de la cama – en realidad era como si pasase a través de la barandilla – hasta posarme en el suelo. Luego comencé a elevarme lentamente. Al subir vi que más enfermeras estaban entrando precipitadamente a la habitación; serían unas doce. El doctor estaba haciendo una ronda por el hospital y le llamaron. También le vi entrar. Pensé:  <<¿Qué estará haciendo aquí?>>. Floté hasta el techo, pasando al lado de la lámpara que colgaba de él, y me detuve allí mirando hacia abajo. Me sentía como si fuera un pedazo de papel que alguien ha arrojado hacia arriba. Desde allí les miraba mientras intentaban reanimarme. Mi cuerpo estaba tumbado sobre la cama y todos lo rodeaban. Oí decir a una enfermera: <<¡Dios mío, ha muerto!>>, mientras otra se inclinaba para hacerme la respiración boca a boca. Le miraba desde atrás mientras lo hacía. Nunca olvidaré su pelo; lo tenía muy corto. Entraron con una máquina y me dieron descargas en el pecho. Al hacerlo mi cuerpo saltó, y pude oír los chasquidos y crujidos de mis huesos. ¡Era algo horrible!
Mientras les veía allí abajo golpeando el pecho y doblando mis brazos y piernas, pensaba: <<¿Por qué están haciendo todo eso? Ya me he muerto>>.
 
 
Experiencia 2: 
 
Varias semanas antes de mi experiencia de proximidad a la muerte, Bob, un buen amigo mío, había sido asesinado. Cuando salí de mi cuerpo tuve la sensación de que Bob estaba allí a mi lado. Podía verlo en mi mente y sentir su presencia, pero era algo extraño. No le vi con su cuerpo físico. Podía ver cosas, pero no en forma física, si no algo así como en su apariencia. ¿Tiene algún sentido todo esto? Él estaba allí y no tenía cuerpo físico. Era una especie de cuerpo transparente, y aunque podía sentir todas sus partes – piernas, brazos, etc… No los veía físicamente. En aquellos momentos no pensé que fuera extraño, pues no necesitaba verlo con mis ojos. No tenía ojos, además.
Le pregunté: <<Bob, ¿Adónde voy ahora? ¿Qué ha ocurrido? ¿Estoy muerto?  Nunca me respondía, no decía una palabra. A menudo, mientras estuve en el hospital, lo vi allí y  le repetí las preguntas; pero nunca respondió. El mismo día que el doctor dijo que viviría, él desapareció. A partir de ese momento ni le vi ni sentí su presencia. Era como si hubiera estado esperando a que pasase esa frontera final para hablarme y darme todos los detalles de lo que iba a suceder.
 
 
Experiencia 3:
 
Un hombre que se pegó un tiro, deprimido por la muerte de su esposa, <<muriendo>> y  resucitando luego, cuenta:
“No fui adonde estaba [mi esposa]. Fui a un lugar horrible… Inmediatamente comprendí el error que había cometido y pensé: <<Ojalá no lo hubiera hecho>>.
 
 

 
Así mismo, es conocido también el caso de una niña de trece años, llamada Beatriz, que encontrándose en coma profundo, de
los que llaman irreversibles, ya que sólo cuatro de cada mil salen de él,  le sobrevino la muerte. Al tratar de reanimarla mediante un masaje cardiovascular, la niña no sólo recuperó los latidos de su corazón, sino que además sonrío, y dirigiéndose a los presentes les dijo: “He visto una luz intensa y he estado en un país maravilloso”. La niña quería seguir contando el resto de su experiencia, pero el médico le indicó que debía descansar y que ya la contaría después. Cerró los ojos, se durmió para siempre,  y el secreto se fue con ella.
 
 
 
 
Extraído de un artículo de Yaiza Martínez publicado en tendencias21.net


En un comunicado de la Universidad Southampton, el doctor Sam Parnia explica: “contrariamente a la percepción popular, la muerte no es un momento específico. En realidad es un proceso que comienza cuando el corazón deja de latir, los pulmones dejan de trabajar y el cerebro deja de funcionar. Es lo que en medicina se denomina “parada cardiorrespiratoria”, que desde un punto de vista biológico es sinónimo de la muerte clínica”.


Al estado de muerte clínica lo sigue un periodo de tiempo, de entre unos segundos y una hora aproximadamente, en el que los esfuerzos médicos pueden conseguir revertir el proceso de la muerte. Conocer lo que las personas experimentan durante la muerte clínica supone una oportunidad única de comprensión del proceso humano de la muerte, explica Parnia.


El estudio AWARE aplicará una sofisticada tecnología para estudiar el cerebro y la conciencia humanos durante las paradas cardiorrespiratorias. Al mismo tiempo, probará la autenticidad o no de las llamadas experiencias fuera del cuerpo examinando la capacidad de “ver” y “oír” durante el estado de muerte clínica. Para ello, los investigadores utilizarán imágenes aleatoriamente generadas, que se ocultarán para poder ser vistas sólo desde arriba.


Con esta finalidad de conocimiento, y tras una fase piloto del estudio AWARE, de 18 meses de duración, desarrollada en diversos hospitales del Reino Unido, la investigación se extenderá ahora para incluir otros 25 centros hospitalarios británicos, europeos y norteamericanos.


Lo cierto es que este tema despierta un notable interés entre los científicos. Desde esta perspectiva, estudios recientes llevados a cabo por investigadores independientes han aportado ya algunos datos, como que entre el 10 y el 20% de las personas con parada cardiorrespiratoria y muerte clínica analizadas han presentado, en ese periodo, procesos mentales estructurados, capacidad de razonar e, incluso, recuerdos detallados de la situación en la que se encontraba su cuerpo, de su entorno entonces o de las personas que intentaron reanimarlos.


Asimismo, en 2001, una investigación médica realizada en hospitales holandeses con 344 pacientes que habían sufrido la muerte clínica por efecto de crisis cardíacas estableció que el 18% de ellos recordaba haber vivido experiencias mientras su cuerpo estaba sin vida. 



Algunos neurocientíficos consideran que estas experiencias no son más que fenómenos alucinatorios provocados por un cerebro a punto de morir. Pero, ¿cómo explicarían las experiencias cercanas a la muerte, que han sido verificadas, donde una
persona es capaz de saber lo que está ocurriendo, a cientos de kilómetros de donde se encuentra su cuerpo, incluso decir con exactitud las conversaciones que allí se produjeron? ¿Cómo explicar la similitud entre las descripciones que dan sobre las ECM´s  personas de distintos lugares y culturas? Desde luego son preguntas que a día de hoy no tienen todavía una explicación, por muchas hipótesis que se puedan plantear, si bien hay que tener en cuenta que desde luego algo inmaterial, con inteligencia y personalidad propia, asociado al sujeto que vive la experiencia, y con capacidad para desplazarse con sólo pensarlo,  podría existir, lo cual no implica que en otras muchas ocasiones se pueda tratar de algo más “terrenal”.
 


REPORTAJE DE CUARTO MILENIO SOBRE LAS ECM´s


 




Comentarios hacia esta página:
Comentado por Eva, 19-05-2011, 19:29 (UTC):
Un artículo muy bueno Alejandro.



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje:

ENCUESTA DE OCTUBRE
 


¿Cúal es la causa de la telecinesis expontánea recurrente? (Poltergeist)
El origen habría que buscarlo en una consciencia trascendente que se encuentra en otro plano ontológico 50%
La causa se encuentra en el inconsciente del ser humano 50%
La causa, totalmente desconocida, utilizaría al ser humano como catalizador del fenómeno 0%
2 Votos totales


Facebook botón-like
 
Publicidad
 
NOTICIAS
 
PUBLICADO EL NÚMERO 4 DE NUESTRA REVISTA DIMENSIÓN PARALELA 

NUEVO AUDIO, INTERVENCIÓN DE GUVAIP EN EL PROGRAMA DE MISTERIOS ESCONDIDOS, DISPONIBLE EN EL FORO
 

Imágenes Variadas

Otras webs
 















 
Amigos de Guvaip que nos han visitado. 130539 visitantes Gracias a todos
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=