GRUPO DE INVESTIGACIÓN PARANORMAL GUVAIP


   
 
  Curiosidades

Estrenamos esta sección en la que expondremos cosas, que sin ser exactamente de origen paranormal, pueden estar enlazadas con la parapsicología, más que nada por el origen desconocido a día de hoy del fenómeno a tratar. Además incluiremos historias que puedan resultar curiosas para el lector.







La memoria celular (transplantes de almas).

La memoria celular o memoria génetica,es, según los estudios
realizados,el archivo completo de nuestras biocomputadoras.
 Es decir, todo lo que somos, vivimos, o sentimos,queda grabado
en nuestras celulas a modo de archivo, cada celula de nuestro cuerpo
registra nuestros rasgos mas significativos,nuestra personalidad
y vivencias a lo largo de nuestra vida.

 

 
 Hay múltiples casos de transplantados que despues de la operación, sufren cambios de preferencias, en la 
alimentacion (se vuelven vegetarianos o comen alimentos que antes no les gustaban),en los olores(cambian de perfume o perciben olores desconocidos para ellos), en  sus gustos musicales(tararean canciones que nunca habian escuchado o de pronto les gusta la musica clasica)etc..
 

 
 Hay que puntualizar, que las investigaciones sobre el tema, solo hablan de un grupo muy reducido de personas, respecto a mas del millon de personas transplantadas.

 
 Aún así, se investigaron casos de personas, que no solo cambian su personalidad o sus gustos musicales, sino que , aseguraban recordar echos y fechas en concreto de la vida de otra persona, o soñaban repetitivamente con la muerte de alguien sin saber el porqué de ese
sueño, asegurando que ese alguien era el donante.
Es el mismo donante, en espiritu, el culpable de que su receptor viva esos cambios y sueñe a menudo
con la vida de otra persona? o estariamos hablando entonces, de la memoria celular?
Puede la memoria celular resolver asesinatos y indicar al receptor del organo como murio, con detalles
fechas, y sitios concretos?

 

 
LA INVESTIGACIÓN DEL DR. PEARSALL Y LOS CASOS MAS CONOCIDOS.

 
 
El doctor Paul Pearsall de EE.UU., doctorado en Harvard y en la Escuela de Medicina Albert Einstein.también recibió un trasplante, es psiconeuroinmunólogo, es decir, psicólogo que estudia la relación existente entre el cerebro, el sistema inmunitario y nuestras vivencias del mundo exterior. Tiene experiencia de más de treinta años de práctica científica en la interpretación de cómo los acontecimientos externos influyen sobre nuestra salud. Fundó y dirigió una clínica psiquiátrica en la que se trataban cientos de enfermos graves, muchos de los cuales habían sufrido trasplantes de corazón o de otros órganos.  Tanto en éste como en otros puestos, tuvo ocasión de dar conferencias por todo el mundo en distintas organizaciones de trasplantes de órganos; en ellas pudo recoger docenas de relatos impresionantes que parecían demostrar la existencia de algún tipo de memoria celular.

 
Pearsall, escribió el libro “El código del corazón” en el que investiga y sostiene la posibilidad de que sus pacientes trasplantados de corazón recibieron las memorias celulares de sus donantes, quienes manifestaron los detalles que luego pudieron ser confirmados por los propios familiares del donante.

 
            (extracto de la academia filosófica de la plata)

 
 
SEGÚN PEARSALL ( EL CASO DE LA NIÑA QUE RESOLVIO EL ASESINATO DE SU DONANTE) EN SU LIBRO
EL CÓDIGO DEL CORAZÓN

 

 
“En una conferencia a un grupo de psicólogos, psiquiatras y asistentes sociales reunidos en Houston, Texas, hablé de mis ideas sobre el papel
central que tiene el corazón en nuestra vida psicológica y espiritual. Al hilo de mi conferencia, una psiquiatra se acercó al micrófono, durante la sesión de preguntas y respuestas, para hablar sobre una de sus pacientes cuyas experiencias parecían apoyar mis planteamientos sobre la memoria celular y el corazón pensante. El caso le había afectado de tal modo que durante su intervención tuvo que hacer grandes esfuerzos para no romper en lágrimas.


 
Expresándose de forma tan emocionada que resultaba difícil, tanto para la audiencia como para mí, entender sus palabras dijo:

 
- Tengo una paciente, una niña de ocho años que recibió el corazón de otra de diez años que había sido asesinada. Su madre me trajo a la clínica a mi joven paciente cuando ésta empezó a tener sueños sobre el hombre que había asesinado a su donante. Me dijo que su hija sabía quién era esa persona. Después de algunas sesiones, me fue imposible negar la evidencia de lo que esta niña me estaba contando. Su madre y yo decidimos llamar a la policía, que, apoyándose en la descripción hecha por la niña, logró descubrir al asesino. Con las evidencias presentadas por mi paciente fue cosa fácil inculpar al asesino. El momento, el arma homicida, el lugar, la ropa que llevaba, lo que la niña asesinada le había dicho al asesino... (según Pearsall – todo cuanto el pequeño corazón trasplantado le había dicho a su receptora resultó ser completamente preciso).


 
En cuanto la terapeuta regresó a su asiento, toda la audiencia compuesta por profesionales científicamente formados y con gran experiencia clínica se quedó en un silencio total. Pude escuchar los sollozos sofocados y las lágrimas que humedecían los ojos de los médicos que se sentaban en la primera fila.
 

 
SEGUN PEARSALL OTROS CASOS DESCRITOS EN SU LIBRO

 

 
f.- “La madre de un joven trasplantado dijo: ‘Ahora mi hijo utiliza siempre la palabra “copacético”*. Antes de tener su nuevo corazón jamás la usó, pero fue la primera cosa que pudo decirme tras la operación. No sé lo que significa. Dijo que todo estaba copacético. No es una palabra que conozca en español’. La esposa del donante que estaba oyéndonos, abrió desmesuradamente los ojos y, volviéndose hacia nosotros, dijo: ‘Esa palabra era la forma que teníamos mi marido y yo de decir que todo estaba bien. Siempre que discutíamos y hacíamos las paces, ambos decíamos que todo estaba copacético’.Copacético significa que una cosa está bien, que es perfecta y correcta, en lenguaje coloquial inglés.
El tema de aquella palabra mágica que parecía revelar un código del corazón que se hallaba dentro de él estimuló al joven, que empezó a contar historia tras historia de los cambios que había experimentado
tras su trasplante. Aunque su madre nos lo había descrito como un vegetariano muy consciente de su salud, él dijo que ahora suspiraba por la carne y por los alimentos grasos. Aunque en tiempos había sido un amante de la música “heavy metal”, ahora le encantaba el rock de los años cincuenta. Nos contó también sueños repetitivos de luces brillantes que venían directas hacia él. Al escucharlo la esposa del donante nos dijo que, de hecho, su marido adoraba la carne, que era un adicto a la comida rápida y que había tocado en una orquesta de rock en Motown mientras estudiaba en la facultad de medicina, y que ella por su parte también tenía los mismos sueños sobre las luces de aquella terrible noche”.
 
-Varón de cuarenta y dos años trasplantado de corazón (su donante fue un muchacho de diecisiete años atropellado por un conductor que dio a la fuga):

 
‘Hace dos años que he tenido el trasplante. Todavía me siento triste por mi viejo corazón. Algunas veces, cuando menos lo espero, me acuerdo de él. Me sirvió bien y murió aunque yo he podido seguir viviendo. En ocasiones desearía volverlo a ver aunque sólo fuera por una vez; me pregunto qué habrá sido de él, pero detesto pensar mucho tiempo en eso. Es algo muy duro. Nunca llegaré a entenderlo. Antes de tener mi nuevo corazón adoraba la música clásica. Ahora, me pongo los cascos, subo el volumen del estéreo y escucho música de rock. Mi hija dice que desde que tengo mi nuevo corazón he regresado a la adolescencia y que actúo como un chico de dieciséis años’.


 
Hija del receptor: ‘A veces resulta verdaderamente embarazoso, cuando mis amigos me preguntan si mi padre ha vuelto a la segunda infancia. Se ha aficionado a escuchar música muy alta, y mi madre dice que él ha dado salida al niño que había en su interior’”
Caso 1 de Pearsall, Schwartz y Russek (2002)
(El canto “Danny, mi corazón es tuyo”)

 
El donador, Paul, fue un joven de 18 años, que murió en un accidente de coche.

 
El padre del donador Paul, psiquiatra, refiere:

 
“Mi hijo siempre escribió poemas.  Durante más de en un año no
habíamos puesto orden en su habitación.  Luego allí encontramos unos poemas, que nunca nos había mostrado, y hasta hoy no hemos hablado sobre este tema con nadie.  Especialmente uno de los poemas nos había conmocionado mucho, emocional y espiritualmente.  En este poema habla sobre la cercanía de su muerte.”

 
“Por otra parte él era músico, y encontramos una canción con el siguiente título:

 
»Danny, mi corazón es tuyo«

 
En el texto de esta canción expresaba con claridad que estaba predestinado a morir prematuramente y que iba a dar su corazón a otra persona.  Cuando hemos encontrado a la receptora de sus órganos, estuvimos tan…  No sabíamos qué pasaba.  Tampoco lo sabemos ahora.  Simplemente no lo sabemos."

 
La receptora, Danielle, de 18 años, comunica:

 
“Cuando me mostraron las fotos de su hijo le reconocí inmediatamente.  Él soy yo.  Sé que está dentro de mí y que me ama.  Desde siempre ha sido mi amante, puede ser que en otro tiempo, en algún otro lugar.  ¿Cómo pudo saber antes de su muerte que tenía que morir y que a mí me iba a dar su corazón?  ¿Cómo pudo saber que mi nombre era Danielle?  Y después, cuando han tocado para mí algunas de sus canciones, he podido continuar cantándolas sin haberlas escuchado con
anterioridad.  Antes nunca había podido tocar, pero después del trasplante comencé a interesarme por la música.  La sentía en mi corazón.  Mi corazón tenía que tocar música.  Le dije a mi madre que quería ir a clases de guitarra.  El mismo instrumento que había tocado Paul.  Su canto está dentro de mí.  Lo siento repetidamente por la noche, y es como si Paul me diera una serenata.”

 
El padre de la receptora Danielle relata:

 
 “ Ella [su hija Danielle] dijo que quería tocar un instrumento y quería cantar.  Cuando escribió su primera canción lo hizo sobre su nuevo corazón como el corazón de su amante.  Elaboró un texto diciendo que su querido venía para salvarle la vida.”  –



 
Caso 2 de Pearsall, Schwartz y Russek (2002)
(Carter actúa del mismo modo que Jerry)

 
El donador, Jerry, tenía 16 meses en el momento del trasplante.  El receptor del corazón, Carter, en el momento del trasplante era un bebé de 7 meses, en la entrevista tiene 6 años. 

 
La madre del donador Jerry, médica, informa sobre su primer encuentro con el receptor Carter:

 
“Cuando Carter me vio por primera vez corrió hacia mí, presionó su nariz contra la mía y la frotó y frotó.  Esto era precisamente lo que hacíamos con Jerry.”

 
“Cuando él me abrazó pude sentir a mi propio hijo.  O sea:  Pude sentirle, no sólo simbólicamente.  Él estaba presente.  Sentí su energía.  Pueden preguntarle a mi madre:  Carter a pesar de tener ya 6 años habló con el mismo lenguaje de bebé y jugó con mi nariz de la misma manera que lo hacía Jerry.”

 
“Nos quedamos con la familia del pequeño receptor del corazón, Carter,
aquella noche.  A medianoche Carter entró en nuestra habitación y quiso dormir con mi marido y conmigo.  Él se acurrucó entre nosotros como Jerry solía hacerlo, y empezamos a llorar.  Carter nos dijo que no lloráramos porque Jerry decía que todo iba bien.  El corazón de nuestro hijo late en el pecho de Carter.  De alguna manera nuestro hijo sigue vivo.”

 
La madre del receptor Carter dice:

 
“He visto a Carter corriendo hacia ella [la madre del donador Jerry].  Nunca lo hace.  És muy, muy esquivo.  Pero fue hacia ella.  Cuando susurró: »Todo va bien, Mamá«, me desmayé.  ¡La llamó »Mamá«! – o tal vez es el corazón de Jerry que ha estado hablando.”

 
 “Algo más que deben saber:  Cuando fuimos todos juntos a la iglesia, Carter no había visto con anterioridad al padre de Jerry.  Habíamos llegado tarde y el padre de Jerry estaba sentado en medio de un grupo de gente de la comunidad de la iglesia.  Carter se soltó de mi mano y directamente corrió hacia él.  Se subió a su regazo, le abrazó y dijo: »Daddy«.  Nos quedamos todos perplejos.  ¿Cómo podía conocerle?  ¿Por qué le llamó »Dad«?  Nunca antes había hecho nada igual.  En la iglesia nunca se había soltado de mi mano y nunca había corrido hacia un desconocido.  Cuando le pregunté porque lo hizo, él me contestó que no lo había hecho él, sino que fue Jerry quién lo hizo, y él, Carter, fue con él.”  –

 

 
 
“Mujer de cuarenta y siete años, trasplantada de corazón (el donante fue un chico gay de veintitrés años que fue tiroteado durante un atraco y murió posteriormente de las heridas recibidas en la parte inferior de la espalda):

 
‘Durante tres años no le he hablado a nadie de esto. Todavía me fastidiaba hacerlo. Me entrevisté con la familia del donante y me dijeron que su hijo era un artista muy brillante y que era gay. Ahora me
pregunto, cuando veo a mi marido, si lo miro como una mujer acostumbraría a hacerlo o si lo estoy mirando como lo miraría un joven gay. Me alegro de poder estar hablando de esto con usted. Y todavía quiero decirle una cosa más. Su madre me dijo que le habían disparado en la espalda. Después de mi operación, he tenido dolores en la parte baja de la espalda, pero supuse que era debido a la operación pasada’.

 
Marido de la receptora. ‘Me sorprendió mucho cuando una de las primeras cosas que me preguntó, cuando empezamos a hacer el amor después de la operación, fue si yo había tenido alguna vez pensamientos homosexuales. Ha cambiado totalmente su forma de vestirse. Ahora lleva ropa muy femenina y ajustada, cuando antes se vestía con ropa unisexo. A veces, por la noche se despierta repentinamente sollozando. Me preocupaba que pudiera tener un ataque cardiaco, pero ella se señala la espalda y dice que es como si le hubieran disparado en la mitad de la espalda’”

 
Debbie Vega.  Antes estaba en contra del alcohol y de la comida rápida, pero amaba la música clásica.  Ahora le apetece la cerveza, la pechuga de pollo y la música rap.

 
Ben (pseudónimo) de 56 años.  Después del trasplante tiene terribles sueños en los que ve un deslumbrante relámpago ante sus ojos y como su cara se va calentando hasta quemarse.  El donador era policía y murió de un tiro en la cara.

 
Hombre, 47 años.  Obtuvo el corazón de una chica anoréxica de 14 años.  Ahora se siente muy joven, tiene ataques de bulimia, pierde peso, ríe con disimulo, corretea y se muestra como una adolescente.

 
Hombre joven, blanco.  Ahora siempre va al Harlem con los afro-americanos, pero no sabe por qué.

 
Susie, 29 años.  Fue la mejor vendedora de McDonalds y una lesbiana militante.  Ahora tiró todos sus libros sobre lesbianismo; ya no soporta la carne, se ha vuelto vegetariana y se ha casado con un hombre.  Su corazón era de una vegetariana que amaba mucho a los hombres.

 
William Sheridan, 63 años.  Antes pintaba como un niño.  Después del trasplante de corazón pinta cuadros maravillosos, con animales salvajes en bellos paisajes.  El donador, Keith Neville, de 24 años, fue un pintor de gran talento.

 
Hombre, blanco, 47 años.  Antes detestaba la música clásica.  Ahora la adora y conoce cantos clásicos que antes nunca había escuchado.

 
Daryl, 5 años.  Conoce el nombre, la edad aproximada y la causa de la muerte de su donador Timmy.  Ahora ya no puede tocar más su power ranger (juguete).  Timmy había caído por la ventana cuando quería coger su power ranger.

 
Doarah (pseudónimo), 8 años.  En sus pesadillas ve a un hombre acercándose a ella empuñando un cuchillo y que está a punto de matarla.  El asesino de la donadora del corazón (de 10 años) fue capturado en base a la descripción dada por Doarah.  (Pearsall 1999, página 7).

 
Claire Sylvia, bailarina americana.  Receptora no solo de un corazón sino además de los pulmones.  Observa la aparición de nuevas características en sus apetencias, como tener ganas de pimientos verdes, cerveza y pollo.  Ahora manifiesta un modo de andar masculino y tiene sentimientos hacia los hombres y las mujeres como si fuera un hombre.  Está segura de que estos atributos pertenecen al donador. 
 

 
Jimmy, 9 años.  Anteriormente le encantaba bañarse y jugar en el agua, ahora le tiene pánico.  La donadora había muerto ahogada.  Jimmy no sabe quien fue la donadora, pero dice:

 
“A veces hablo con ella.  Puedo sentirla aquí dentro.  Ella parece muy triste.  Intento consolarla, pero tiene mucho miedo.  Ella me dice que desea que  »Los padres no desechen a sus hijos « No tengo ni idea de por qué ella me lo dice.”

 
Todo esto, nos invita a pensar, que si realmente despues de la muerte,y de haber donado algun organo, nuestra alma no "pasa" del todo al otro
lado y se queda junto a esa parte de nuestro cuerpo que aun vive, o por lo menos una parte de ella. No hay que olvidar que según las investigaciones,  todo es parte de la memoria celular,  y por tanto al donar celulas,también se "donan" las vivencias, los recuerdos y parte de su personalidad.
Pero, por ejemplo, en el caso del niño de 9 años Jimmy, la donante murió ahogada, y no dejamos de preguntarnos si realmente es el espiritu que despues su muerte le teme al agua o la memoria celular y el miedo de los ultimos segundos de vida de la donante, son los que hacen a Jimmy hacer de esos ultimos momentos , sus recuerdos, y por lo tanto temerle al agua como si le hubiera sucedido a él mismo.
Como siempre, ahí queda el misterio.


Reportaje sobre la memoria celular (Discovery Channel)



FUENTES:

Academia filosofica de la plata,
www.mutual-mente.com  que describe los ultimos casos.
Todo lo escrito es del libro El Codigo del Corazón del Dr. Pearsall.

Volver al menú...



Giovanni Aldini, el verdadero Dr. Frankenstein.

 
Luigi Galvani (1737-1798) médico y físico italiano
presente en un buen número de términos científicos, entre los que se pueden destacar:


Galvanismo: electricidad galvánica o de corriente continua derivada, por ejemplo, de una batería química.
Galvanización: aplicación de la electricidad galvánica para el diagnóstico o tratamiento de las enfermedades.
Galvanocauterio: cauterio formado por un alambre por el que pasa la corriente galvánica que lo pone candente.
Galvanocirugía: empleo quirúrgico del galvanismo.
Galvanocontractilidad: contractilidad en respuesta a un estímulo galvánico.
Galvanómetro: aparato o instrumento para descubrir la existencia de una corriente eléctrica y determinar su dirección e intensidad.
Galvanoscopio: examen diagnóstico por medio del galvanismo.
Galvanoterapia: empleo del galvanismo para terapéutica.
 


En 1781 realizaba la disección de una rana cerca de una máquina de electricidad estática, cuando  con un bisturí  se tocó un nervio de la pata, saltando ésta instantáneamente. Esto le consternó tanto que comenzó a experimentar sobre lo sucedido, creyendo que era la rana la que tenía electricidad, por lo que llamó a ésta “electricidad animal”, elaborando posteriormente su teoría (1971).

 
Lleyó en la Academia de Bolonia la memoria Sul moto muscolare delle rane. Junto con su sobrino Giavanni Aldini (1762-1834), físico italiano
 
nacido en Bolonia, eleboró su teoría de la electricidad animal. Observó que cuando una rana desollada se sitúa cerca de una máquina electrostática, basta sacar o producir chispas en ésta y tocar los nervios crurales del batracio con un bisturí, para que sus patas se contraigan. Unos años más tarde pudo ver, además, que los músculos de la rana entran en convulsión cuando por medio de un arco bimetálico se establece un circuito entre ellos y el nervio respectivo. La conclusión a la que llegó Galvani fue que los músculos de la rana, a manera de botella de Leyden, están cargados de electricidad positiva en el interior y negativa en el exterior de cada músculo; decía que "parecía como si se tratara de convulsiones tóxicas"


 
Posteriormente su sobrino Aldini comenzó a realizar experimentos con animales, así ante el príncipe de Gales estimuló con una pila de volta la cabeza de un buey, comprobando como la lengua y las orejas se movían, y como los ojos se abrían, adquiriendo diversas expresiones.

No contento con los experimentos con animales, muy pronto comenzaría a experimentar con cadáveres humanos, así en uno de sus experimentos, en 1803 en la cárcel de Newgate (Londres), aplica cables al oído y boca del cadáver de un delincuente recién ajusticiado, comprobando posteriormente que la musculatura se movía, se abrían los ojos, y se abría la mandíbula. Aldini decía que era como si los cuerpos se reanimasen, no en vano en esa
 
época pensaban que la electricidad era un fluido parecido a la energía vital. Se pensaba que incluso con estas técnicas se podría llegar a reanimar a personas fallecidas. Y así en el diario de dicha prisión se recogieron las siguientes frases sobre el suceso: "En la primera aplicación del proceso a la cara, las mandíbulas del criminal fallecido comenzaron a temblar, y los músculos adyacentes fueron horriblemente retorcidos, de hecho un ojo se abrió. En la parte final del proceso la mano derecha se levantó y apretó, las piernas y los muslos se pusieron en marcha. “ Por lo que no es extraño que más de un espectador llegara a creer que estaba devolviendo a la vida a dicho criminal.

En otro experimento Giovanni Aldini consigue que un cadáver llegase a erguirse, otra vez consiguió mover los brazos del cadáver a su voluntad. Al final se tuvo que llegar a prohibir en Prusia el uso de cadáveres decapitados para este uso, tal era la afición de la época.


Ya en 1816 Mary Shelley escribía su libro Frankenstein, basado sin duda en la casi obsesión de estos científicos de la época por hacer revivir cuerpos inertes a base de electricidad.


Reportaje del Canal Historia "La verdadera Historia de Frankenstein"




 
FUENTES:
La web historiadelamedicina.org
La web benditaciencia.com


Volver al menú...


La combustión espontánea


¿Es posible que un cuerpo se queme desde dentro de tal
manera que prácticamente la totalidad de su cuerpo sea convertido a cenizas, sin que afecte en suma ni siquiera a la habitación en donde se encuentra? ¿Cómo es posible qué se alcancen temperaturas de entre 950 y 1.100ºC durante 1 ó 2 horas, necesarias para que un cuerpo humano quede completamente incinerado por los medios habituales, sin que se arrasen totalmente las habitaciones donde se encuentran. ¿Y cómo puede ser que los huesos se reduzcan a cenizas si en un horno crematorio se necesita alcanzar la temperatura aproximada de 2500º C para su incineración?

 
 
 
En 1965 el doctor David John Gee, profesor de medicina forense de la Universidad de Leeds (Reino Unido), estudió el caso de una mujer de 85 años que vivía con su familia. Ésta había abandonado el apartamento a las 9.30 horas del día que falleció. Los vecinos vieron humo saliendo por la ventana y hallaron los restos carbonizados de la anciana. Sólo el pie derecho era reconocible.
Cuando el doctor Gee acudió al lugar de los hechos, dos horas más tarde, observó que la habitación estaba muy caliente y que las paredes y los muebles estaban recubiertos de una capa de hollín grasiento. Sólo una parte del reborde de madera del hogar estaba quemado. La alfombra no estaba ni siquiera chamuscada, aunque sí llena de grasa.
 


El doctor J.Bentley, médico retirado, vivía en la planta baja de un edificio en Coudersport, Pennsylvania.
En la mañana del 5 de diciembre de 1966, Don Gosnelí entró en el sótano del edificio para leer el contador del gas. En el
sótano flotaba un humo azul claro de olor extraño. Gosnelí descubrió por casualidad, en un rincón, un montón de cenizas. Nadie había respondido a su saludo al entrar, de modo que decidió ir a echar un vistazo al anciano. En el dormitorio había el mismo humo extraño, pero ni rastro de Bentley. Gosnelí miró en el cuarto de baño y se enfrentó con una visión que no olvidará nunca.
El suelo estaba quemado y en él se abría un enorme hoyo por donde se veían las tuberías y vigas que había quedado al descubierto. Al borde del hoyo vio una pierna marrón, desde la rodilla hasta abajo, como la de un maniquí. ¡No miró más! Gosnelí huyó del edificio a toda prisa, y fue a dar parte de su macabro descubrimiento.
 


Mary Reeser era una viuda de 67 años que vivía en un pequeño apartamento en Florida. El dos de julio de 1951 llegó un telegrama para ella. La casera, que vivía en la misma finca, trató de entregarlo pero la viuda Reeser no respondió a sus llamadas. La casera trató de abrir la puerta pero el pomo estaba tan caliente que no pudo contener un grito de dolor.




La señora pidió ayuda a dos pintores que trabajaban en las proximidades. Éstos, de forma muy imprudente, forzaron la

entrada a base de empujar la puerta hasta que cedió destrozada en varios pedazos. Tuvieron que echarse atrás inmediatamente pues una ráfaga de aire ardiente y humo salió del interior. Poco después pudieron entrar en el apartamento esperando encontrar un incendio, pero no había rastro de llamas, únicamente una pequeña llama próxima a la cocina que apagaron sin dificultad.




La señora Reeser debió estar sobre el sillón, pero de éste sólo quedaban el armazón y los muelles. De su propietaria apenas se distinguían unos pocos huesos, entre ellos un cráneo tremendamente reducido en tamaño a causa de la intensidad del calor. Sorprendentemente apareció también una zapatilla de raso que todavía contenía un pie humano, aparentemente amputado a la altura del tobillo a causa del calor. La zona afectada por las llamas se limitaba a una pequeña área alrededor del sillón, pero poco más allá no había rastros. Es más, un periódico situado poco más allá estaba intacto.



Los expertos que investigaron el caso no salían de su asombro,

la temperatura que consumió el cuerpo debía ser similar a la que se alcanza en los crematorios funerarios, más de un millar de grados, pero el fuego no se extendió más allá de un metro alrededor de la infortunada mujer. Tampoco se encontraron causas aparentes del incendio.



El bombero Jack Stacey, acudió al incendio de un inmueble abandonado de Londres. La casa no tenía señales de daños por fuego, pero cuando Stacey examinó su interior, se encontró el cuerpo en llamas de un vagabundo al que conocía como Bailey. Tenía una hendidura de unos diez centímetros en el abdomen -recuerda Stacey-. Las llamas salían por ella con fuerza, como un soplete. Para apagar esta violenta llama, Stacey dirigió el chorro de la manguera al cuerpo del vagabundo, extinguiendo -dijo- la llama en su origen. No hay duda de que el fuego se inició en el interior del cuerpo.
No llegó a saberse la causa real del incendio. En el edificio no había gas ni electricidad, y no se encontraron cerillas. Incluso en el caso de que el vagabundo hubiese dejado caer un cigarrillo encendido sobre sí mismo, se ha demostrado que no habría sido suficiente para producir una llama tan destructora.
 

 
Unos recientes informes forenses demuestran que las víctimas d
e la CHE habían inhalado grandes cantidades de humo, sugiriendo que solo se producía en personas vivas. Afortunadamente, las víctimas parecían adormecerse al iniciarse la combustión.
El caso de Jack Angel parece ser una prueba de ello. En 1974, en Georgia, Estados Unidos, Angel se fue a dormir y despertó cuatro días más tarde con unas quemaduras tan horribles que fue necesario amputarle el antebrazo derecho. Por otra parte, el pijama y las sabanas de la cama estaban intactos y no sintió ningún dolor hasta varias horas después de haber recuperado la conciencia. Angel no pudo recordar como se hizo las lesiones, incluso bajo regresión hipnótica.


También tenemos el caso de Adele Waldack, quien en 2002, concretamente el 1 de enero de ese año, comenzó a quemársele, mientras iba en coche, la pierna derecha, sin que en principio tuviera explicación posible. (caso tratado en el reportaje de National Geographic abajo expuesto).
Según los científicos no hay ninguna base consistente para que un cuerpo arda desde dentro, ya que para que se dé una combustión, primero se necesita oxígeno, y éste no se encuentra en el interior del cuerpo humano. Por otro lado el interior del cuerpo humano no tiene compuestos químicos que puedan producir en principio tal fenómeno. Si la ropa se quema por cualquier razón real, la materia orgánica que está debajo se calienta a medida que el fuego progresa, haciendo que la grasa humana también se caliente, sirviendo de combustible al fuego, convirtiéndose en ese momento las partes recubiertas por ropa en una auténtica pira. Los antebrazos y eventualmente las piernas pueden estar descubiertas y no sufrir ese proceso, o bien pueden quedar lejos del alcance de las llamas, que ascienden.



Las víctimas suelen ser personas obesas, con los mayores cúmulos de grasa localizados en el tronco y la raíz de las extremidades, que son precisamente las partes más afectadas
por la combustión. En abril de 1989, el doctor John DeHaan, del Instituto de Criminalística de California, realizó un experimento para la BBC. Envolvió con ropas el cuerpo de un cerdo, lo roció con gasolina y le prendió fuego en un escenario que simulaba una habitación. Dos minutos más tarde la gasolina se había consumido, pero la grasa, que había empapado las ropas y la alfombra, siguió alimentando el fuego.



Después de tres horas, el cuerpo comenzó a mostrar los clásicos signos de la SHC, mientras que el resto de la habitación permanecía intacta. DeHaan demostró así que un cuerpo es capaz de arder sólo con su propia grasa y que estos fuegos pueden permanecer localizados. Pero, aunque se pretendió que el misterio de la SHC había quedado resuelto, el cerdo no quedó reducido a cenizas

 
Reportaje de National Geographic sobre la combustión espontánea
 


 
FUENTES WIKIPEDIA, masalladelaciencia.es,
mundoparanormal.com, xatakaciencia.com,
y National Geographic.


Volver al menú...



Robert Cornish y su proyecto Lazarus

 
Si impactantes fueron los experimentos de Aldini, no menos fueron los de Robert Cornish, científico que en su momento también tuvo la idea de resucitar a los muertos.
 

 
 
Robert Cornish nació el 21 de diciembre de 1903, ya de niño se
 
dice que era un niño prodigio, graduándose  en  la Universidad de California con honores a la edad de dieciocho años, y doctorándose a los veintidós años. Trabajó en varios proyectos como la invención de unas lentes especiales que permitían leer debajo del agua. Ya en la década de los 30, y más concretamente en 1932 comienza a pensar que cabe la posibilidad de poder reanimar a los muertos, siempre que no tuvieran daños orgánicos graves, y todo mediante una técnica que consistía en balancear los cadáveres,  para remover la sangre, mientras les inyectaba una mezcla de adrenalina y anticoagulantes.
 

 
Su método y modos de proceder no eran muy complejos, no más que la escrupulosa preparación de la fórmula y el cálculo de los efectos y las manifestaciones somáticas del rigor mortis. El eje pragmático de su plan consistía en una tabla de balanceo o vaivén que se utilizó para dinamizar el flujo sanguíneo en los pacientes recientemente fallecidos para a continuación inyectar una combinación dosificada de epinefrina (adrenalina) y anticoagulantes mientras continuaba la oscilación con el sencillo mecanismo diseñado para tales propósitos.
 
 
 
Uno de sus experimentos más conocidos consistió en asfixiar a cinco fox terriers a los que bautizó con el nombre de Lazarus (Lazaro), numerándolos del I al V. Una vez comprobó la inexistencia en estos de sus constantes vitales, dejó transcurrir 10 minutos, tras los que comenzó su intento de reanimación.

 
 
La revista Time en 1934 daba cuenta de lo acaecido tras aplicar la técnica descrita; dos de los cinco perros “resucitaron”, consiguiendo vivir durante unos meses más, eso sí con daños cerebrales.
 



El New York Times publicaba:
 
Cuando habían transcurrido seis minutos desde el último latido, el joven doctor Robert E. Cornish dispuso a Lazarus II a un dispositivo de “sube y baja”, llamado teeterboard. Allí abrió una de las venas del muslo del
 
terrier para aplicar una solución salina saturada de oxígeno y que contiene adrenalina y estimulantes para el corazón, el extracto de hígado heparina y un poco de sangre canina de la que había sido la fibrina (sustancia coagulante) que se retiró. La solución estimulante se hundió en un medidor de vidrio, ya que se filtró en el cuerpo a través de cinco pies de tubo de goma, comenzó a levantarse en pulsaciones lentas. Lazarus II quedó sin aliento por momentos. Sus piernas temblaban. Su corazón empezó a latir, débilmente al principio, luego como un triphammer. Lázaro II estaba vivo.
Durante ocho horas y 13 minutos el perro estaba en un coma inquieto, apenas gimiendo, jadeando suavemente. Ansioso por acelerar la recuperación, el doctor Cornish inyectó una solución de glucosa. Pero un coágulo complicó el experimento con Lazarus II y III.


La prensa estaba extasiada aunque la cobertura era modesta. Un artículo de la desaparecida revista de la época Modern Mechanix de julio de 1934 y el New York Times describieron someramente los sucesos con Lazarus IV que, sin perjuicio de la experiencia exitosa en primer lugar, había logrado coordinar leves movimientos, sentarse sobre sus patas traseras y empezaba a consumir cerca de una libra de carne al día. El perro estaba ciego y no podía estar solo, pero aun así los resultados alentaban a Cornish para lanzar una nueva serie de experimentos. Continuaba el morbo o el interés por varios medios:


 
Recientemente Lazarus V fue condenado a muerte con una sobredosis de éter. Media hora después que su respiración se había detenido y cinco minutos después de que su corazón se paralizó, el animal fue revivido por medio de productos químicos y la electricidad. El doctor Cornish, entusiasta, ha expresado que Lazarus V volvió más cerca de la normalidad en cuatro días que el otro Lazarus, que lo había hecho en trece días. Se ha solicitado a los gobernadores de los estados de Colorado, Arizona y Nevada para entregarle los cuerpos de los criminales después de que se hayan declarado muertos después de su condena en cámaras de gas, pero sus peticiones han sido rechazadas por diversos motivos.
En vista de su situación, alrededor de cincuenta personas,
 
interesadas tanto en la ciencia y la remuneración que sea posible, se han ofrecido como sujetos. Según el doctor Cornish, la mayor parte de los mismos que han hecho la oferta para la muerte voluntaria son hombres solteros. Un hombre de Kansas, en el ofrecimiento de sí mismo como sujeto, declaró que consideraba 300 mil dólares un precio justo por el riesgo que implica.


Vaya. Sin embargo, el perro Lazarus IV no estaba del todo consciente. De alguna manera el rigor mortis había deteriorado el centro de su cerebro. No era sino hasta que fuese restaurada su conciencia y fluidez de movimiento a cabalidad cuando el doctor Cornish consideraba su experimento un éxito.
También Cornish consentía la publicación a discreción de una bitácora en que algún asistente describía el avance y comportamiento de los especímenes con que trabajaba. Ese documento está desaparecido de los registros y sólo queda la descripción de los “días 13, 14, 15, 16 y 17” del proceso con el Proyecto de Lazarus.


 
Aquí unos fragmentos publicados en marzo de 1934.
 
—El día 13 el animal era capaz de rastrear un poco en su colchoneta. “Su pata delantera derecha tiene inmovilidad y el animal en general tiene signos vitales inestables”, informó el doctor Cornish. “Si tenemos éxito en la
 
restauración del perro totalmente a la vida y la conciencia”, dijo, “nuestro siguiente paso será experimentos para salvar la vida de los seres humanos”.
El día 14 el perro se comió la mitad de su habitual libra de hígado. El 15 de Cornualles el doctor dijo que estaba semiinconsciente, “como si estuviera completamente ebrio”. Esa noche alguien dejó la puerta abierta del laboratorio y en los días 16 y 17 el perro gimoteó con un resfriado…


Años después, en 1947, Cornish anunció que estaba listo para realizar el experimento con un humano. Thomas Mc Monigle, un prisionero condenado a pena de muerte, se ofreció como voluntario para servir como conejillo de indias, pero el estado de California denegó la petición. Temían que si el experimento funcionaba tendrían que dejar libre a McMonigle porque la ley penal impide mantener bajo arresto a personas discapacitadas, fuera de sus facultades (incluyendo los protegidos por el fuero político) y personas sin voluntad.


Experimento curioso que pueden hacer en sus casas


A continuación les vamos a ofrecer un vídeo donde se muestra un experimento en el que una mosca es sumergida en agua hasta que muere y posteriormente, tras varios minutos enterrada bajo sal, como por arte de magia ésta resucita. Como muchos sabréis los insectos no cuentan con pulmones o branquias para respirar, en su lugar tienen una serie de tubos vacíos situados en distintas partes de su cuerpo, por lo que a grandes rasgos se podría decir que "respiran por su piel". Al sumergir en agua a la mosca estos tubos quedan taponados y en consecuencia el animal deja de respirar.

La persona que colgó el vídeo hacía una hipótesis bastante plausible de la "resurrección" de la mosca:
Suponemos (y digo suponemos porque no hemos encontrado una explicación científica detallada del proceso), que la sal se encargaría de absorver el agua que tapona esos tubos, por lo que la respiración sería de nuevo posible. Lo que desconocemos es el tiempo máximo que puede permanecer la mosca "muerta" de esta forma y cuanto tiempo puede estar en sal antes de que le produzca daños en los tejidos .






 
FUENTE revistareplicante.com



Volver al menú...



Déjà Vu: El fenómeno.

¿Quién no ha tenido alguna vez la sensación de haber vivido una misma situación dos veces? ¿Te ha resultado muy familiar una vivencia, un olor, un lugar y no sabes por qué? La palabra que mejor define esta situación, que más tarde o más temprano casi todos hemos experimentado, es el déjà vu, sacada del francés y que significa “ya visto”.


 
Fue pronunciada por primera vez en un texto de habla inglesa por el neurólogo británico John Hughlings-Jackson en 1888 y definida posteriormente a mediados de los ochenta del siglo pasado por Vernon Neppe como: “Cualquier impresión subjetiva errónea de familiaridad acerca de una experiencia presente, con pasado indefinido”.



Un caso de déjà vu se caracteriza principalmente por una escena visual que dura solo unos pocos segundos dando la sensación de haber vivido aquello en otra ocasión. La reacción psicológica es por lo general de sorpresa y las personas pueden experimentar la sensación de que “el tiempo corre más despacio”.


Aunque en este siglo y el pasado se ha estudiado poco este hecho, se han llegado a varias conclusiones:
 
-cerca del 60% de la población ha tenido al menos una vez en su vida una experiencia de déjà vu.
 
-la recurrencia del fenómeno aumenta con la edad
 
-parece estar asociado con la fatiga y el estrés.
 


La neurología la clasifica como un trastorno, una ilusión o una
alucinación de la memoria. Según recientes estudios, las
personas que viajan con frecuencia son más propensas a experimentar déjà vu por que se encuentran en ubicaciones físicas objetivamente nuevas más a menudo que quienes no viajan.


En algunos libros de psicología, está considerado todavía como un suceso paranormal, aunque muchos psicólogos actuales no lo comparten. Algunas de las conclusiones a las que han llegado los que opinan que la experiencia del déjà vu es un evento paranormal, son por ejemplo las que explican este hecho como recuerdos vagos de una vida pasada, apoyando así la teoría de la reencarnación. Otros hablan de experiencias premonitorias a corto plazo.



Algunos psicólogos relacionan este hecho con los sueños. En estudios realizados, algunas personas aseguran repetir el sueño de la noche anterior pareciendo existir una fuerte relación entre recordar sueños y la experiencia del déjà vu. Es el caso de un testimonio firmado por un tal  Sergio M., quién explica que tuvo un sueño en el que alguien tocaba el timbre de su casa. Al abrir se encontró con un señor que vestía un traje a rayas. El extraño personaje le preguntó si tenía cigarrillos a lo que el hombre contestó que no, pero le indicó el lugar donde podía comprarlos. Dos días después estando en casa tocaron al timbre y cuál fue la sorpresa al descubrir que detrás de la puerta se encontraba aquel señor vestido con un traje de rayas,  el mismo con el que dos días antes había soñado. De aquí que algunos investigadores especulen que puede ser que el recuerdo de algunos fragmentos de sueños pueda originar la experiencia del déjà vu, especialmente en los casos en los que se produce poco después de despertar.
 


Otros investigadores como Henri Bergson, se inclinan más por la teoría del “proceso dual”. Esta teoría científica propone que el fenómeno se produce por una interrupción en el proceso dual, que consiste en el desarrollo de dos procesos cognitivos recíprocos pero separados. Según esta hipótesis, el almacenamiento del recuerdo en la memoria se produce mediante dos vías: recuperación (experiencia de que el evento ya ha sido vivido) y familiaridad (su identificación). Estas dos vías, la recuperación del recuerdo y la familiaridad, son dos procesos cognitivos que normalmente funcionan de manera coordinada. Sin embargo, esta teoría avala la posibilidad de que la familiaridad pueda funcionar en ausencia de la recuperación del recuerdo, con lo que nos encontraríamos con el fenómeno del déjà vu. También puede existir el caso contrario, es decir, una recuperación del recuerdo sin la familiaridad, por lo que cualquier situación realmente familiar se puede convertir durante unos segundos en un hecho totalmente desconocido. A este fenómeno se le llama “jamais vu”, o lo que es lo mismo, “nunca visto”.


Existe otra teoría, promulgada por el padre de la Psiquiatría
británica, Henry Maudsley, que explica el fenómeno del déjà vu como una lesión o un cambio en la velocidad de transmisión sináptica del sistema nervioso central. Llegó a la conclusión de que los sujetos que más posibilidades tenían de presenciar un déjà vu tenían también más probabilidades de desarrollar algún tipo de epilepsia.



La teoría más reciente que se ha formulado acerca del déjà vu pertenece a la psicóloga Marcia Johnson, profesora de la Universidad de Yale (EE.UU). Se trata del “Modelo de procesamiento de la fuente”. La psicóloga explica que el acto de recordar es un proceso mental que está muy relacionado con los acontecimientos pasados de cada individuo, así como con su cultura general y sus creencias. Según explica, la experiencia del déjà vu puede aparecer como consecuencia de un conflicto entre dos tipos de procesamiento en la memoria: la cultura general y la experiencia mental, es decir, una situación familiar a causa de una percepción pasada. Para entender este modelo, la psicóloga pone un ejemplo: “Suponga que haya visto una película o una foto en la que aparece un aeropuerto en cuestión. Pasado un tiempo usted viaja a esa misma ciudad y resulta que ese aeropuerto le parece familiar. En ese momento su experiencia mental actual no incluye la información de que usted vio ese aeropuerto en una foto o una película, por lo que no le permitiría a su cerebro identificar por qué le resulta tan familiar”.


La realidad es que hoy en día es un hecho poco estudiado, pero muy frecuente entre la población. Muchos describen el fenómeno como algo emocionalmente agradable, aunque un poco temerosos por lo desconocido que nos resulta en la actualidad, si bien no se conocen consecuencias negativas hasta el momento. Sea cuál sea el motivo de este fenómeno, lo que está claro es que cuando se produce, no logra dejarnos indiferentes, recorriéndonos a su vez un ligero escalofrío en el momento de producirse. ¿A quién no se le ha erizado el vello alguna vez al presenciar un déjà vu?


 
REPORTAJE DE CUARTO MILENIO SOBRE EL DEJA VU


 
Un vidente en el Titanic
 
Veintisiete años antes del desastre del Titanic, el autor W. T.
Stead escribió un relato premonitorio sobre un barco que se hundía en similares circunstancias. Lo sorprendente es que el destino quiso que el escritor pereciera en aquella primera y única travesía…

En el destino de W. T. Stead (1849-1912) se entremezcla una biografía romántica digna de una película de Hollywood, la investigación psíquica, el drama del Titanic y la vida política internacional, en los años cruciales que precedieron a la Segunda Guerra Mundial. Stead fue a la vez uno de los pioneros del gran periodismo, figura activa de los movimientos pacifistas y feministas británicos y un defensor del espiritualismo. Era clarividente y llegó a intuir que tendría un fin dramático fuera de lo común. Por ello, no cesó a la hora de consultar a videntes para verificar si esta intuición era fundada. Como si todos quisieran darle la razón, una serie de predicciones funestas convinieron en anunciarle que moriría en un desastre marítimo. Así, en abril de 1912 se embarcó en el majestuoso barco para realizar un viaje sin retorno. Este fin programado ha dado a su muerte una dimensión trágica y anómala. Los hechos paranormales que narramos a continuación son una muestra de ello…
 
Un relato anticipatorio
De forma completamente involuntaria tuvo Stead la primera señal que anticiparía su propio final. La misma la encontramos en un relato de ficción que publicó en 1886, es decir, 27 años antes del naufragio del Titanic. Un gran transatlántico naufragaba arrastrando consigo a gran parte de los pasajeros que no podían encontrar sitio en los botes de salvamento, muy escasos en número. Al término de su narración, el autor
lanzaba esta advertencia: “Esto podría ocurrir y ocurrirá si los transatlánticos son lanzados al mar sin botes de salvamento”. Stead deseaba sobre todo estigmatizar el curso que llevaban las cosas en el mundo moderno, pero lo cierto es que su opúsculo iba a tener una fascinante dimensión premonitoria, ya que el periodista sería precisamente víctima de la imprevisión mercantil de la compañía White Star, y desaparecería en las aguas gélidas del Atlántico el 15 de abril de 1912, al no haber conseguido encontrar sitio en un bote de salvamento.
 
En 1893, en la Review of Reviews, Stead volvió a tratar el tema bajo el título From the Old World to the New –“Del Viejo Mundo al Nuevo”–. El episodio acaecía en el Majestic, auténtica estrella de la tecnología británica, en algún lugar del Atlántico Norte. Una joven pasajera, la señorita Irving, se despertaba en medio de la noche al escuchar unos agudos gritos y tenía una visión: ante ella, un navío zozobraba tras haber sido golpeado por un iceberg. Los gritos que la habían despertado eran de unos náufragos. Algunos conseguían poner pie sobre el bloque de hielo, pero los otros desaparecían entre las oscuras aguas. La visión se disipaba. ¿Se había debido a una ilusión? ¿Se trataría de un suceso real del cual habría tenido información por vías desconocidas? ¿A quién podría confiar una experiencia así? En el barco se encontraba un tal señor Compton, pasajero de primera clase que viajaba con frecuencia en el Majestic, y que pasaba por tener dotes de clarividencia. Quizás este hombre le escucharía.
 
Compton, que parecía preocupado, no hizo mucho caso. Pero cuando ella empezó a contarle su visión, él se sobresaltó y le pidió que fuera más precisa en sus explicaciones. Enseguida se comprende por qué: Compton, durante la noche, haciendo una sesión de escritura automática, había captado un mensaje telepático de un superviviente que verificaría punto por punto la visión de la señorita Irving. Los dos videntes se dirigieron al capitán y, no sin dificultades, le convencieron de que cambiara el rumbo del barco. Y así fueron salvados…
Las coincidencias entre el relato y la realidad empezaron a producirse ya en 1893 enlazando con el desastre de 1912.
 
Hemos señalado que el Majestic, en 1893, era el navío estrella
de la White Star, y su sucesor sería el Titanic. En esa época, el capitán del primero no era otro que el mismísimo Smith, aquel que conduciría el Titanic en su primer y único viaje. Y Stead, en una nota a pie de página, creyó conveniente precisar que se inspiró en este famoso marino para hacer el esbozo del capitán del Majestic.
 
Las primeras predicciones
Stead ignoraría siempre la naturaleza premonitoria de este relato, salvo quizá en las últimas horas de su vida, cuando se encontró implicado en el drama que había descrito. En cambio, sobre su propia muerte sí había tenido algunas premoniciones de las cuales era perfectamente consciente y sobre las que no dejaba de pensar. “He tenido –escribió hacia 1890–, la visión de una muchedumbre, y eso me ha hecho presentir que no moriré como la mayor parte de las personas, sino de muerte violenta y en medio de una multitud donde todos tendremos el mismo final”. En realidad, el periodista, que había conseguido escapar de un linchamiento y que ya había estado encarcelado por sus ideas pacifistas, creía que terminaría siendo asesinado. Esta imagen no le abandonaba. Para expresarla, su frase favorita era: “moriré con las botas puestas”, lo que ocurrió de forma literal. Y así, para tener el corazón tranquilo no cesaba de consultar a los videntes.
 
La primera premonición relativa a la desaparición de Stead se plasmó en enero de 1892 en la publicación Pearson’s Magazine con ocasión de una serie de pruebas practicadas por una quiromántica inglesa, la señora Teresina, alumna del famoso Cheiro. Esta última debía pronunciarse sobre improntas de
manos desconocidas por ella. Cuando les tocó el turno a las de Stead, ella predijo que él moriría a la edad de 63 años, es decir, en 1912. Azar o no, lo cierto es que el vaticinio se cumplió. Pero Stead no pareció tomárselo en serio. “En lo relativo a fechas –escribió a un corresponsal– ella dice que moriré a la edad de 63 años. Se trata de una cuestión sobre la que nada puedo objetar. Madame Blavatski, en cambio, me alarga la vida hasta los 75 años. ¿A quién debo creer? Una predicción es tan buena como la otra”.
 
En 1909, durante una conferencia ofrecida en el Cosmos Club de Londres, empleó la imagen del ahogamiento para ilustrar una conversación polémica contra la Society for Psychical Research –SPR–. Como muchos espiritistas, se sentía crispado por la prudencia de esta sociedad sabia y por su reserva en relación con la hipótesis de la supervivencia. A sus ojos, los investigadores de la SPR dejaban de lado a los que buscaban comunicarse con los espíritus, o a aquellos para los que el asunto de la supervivencia del alma era el más importante de todos. Preferían no removerlo, por decirlo de alguna manera. Apoyándose en la citada imagen, Stead declaró que se sentía abandonado por aquellos que deberían reconfortarle. “Supongan –escribió– que en lugar de enviarme una cuerda, los salvadores me responden: ‘¿Quién es usted? ¿Cómo se llama?’. ‘¡Yo soy Stead, W. T. Stead y estoy ahogándome, estoy en el mar!”. Por un momento no se concede valor a esta metáfora. Será más adelante cuando cobre sentido. Pero no podemos por menos que asombrarnos por la cantidad de “mensajes” ligados al ahogamiento y al mar en los temas y escritos del periodista.
 
Viaje a América
En mayo de 1911, el futuro de Stead se ensombreció más aún. En un viaje a los Estados Unidos, participó en Detroit en una
sesión ofrecida por la médium Etta de Wriet. Diversas entidades se manifestaron, sobre todo el espíritu de un amerindio que le hizo la siguiente advertencia sibilina: “Gran jefe Stead, todavía atravesareis el mar una vez más antes de cerrar los ojos”. De nuevo el mar y la muerte se asociaban en una predicción. Sin embargo, desconocemos qué reacción tuvo Stead ante la misma.
 
El mismo año, en Londres, un famoso quiromántico, William John Warner, más conocido bajo el pseudónimo de “conde Hamon” o Cheiro, añadió una nueva nota fúnebre a esta siniestra lista tras precisar el destino que esperaba al periodista inglés. La amenaza que pesaba sobre su vida no se produciría como Stead creía por una muchedumbre incontrolada, si no a causa del agua; sólo del agua. El 21 de junio de 1911, Hamon escribió a Stead y precisó su advertencia relacionándola con los viajes y, más concretamente, con el mar. “Los meses más críticos –escribió el vidente– serán los de julio, octubre, diciembre y abril. Usted ha nacido en la ‘casa del Agua’, por ese motivo será especialmente peligroso que viaje durante el mes de abril de 1912”.
 
Tres meses después, en septiembre de 1911, la amenaza se precisó. Stead consultó a otro vidente, un quiromántico reputado llamado M. de Kerlor. Este último anunció al
periodista que no haría el viaje que tenía previsto en primavera y que en su lugar iría a América. Y matizó: “No puedo ver otra cosa que la imagen de un negro navío gigantesco, pero no lo veo llegar; debería estar escrito el nombre del mismo, hay un ramillete de siemprevivas… No puedo ver más que la mitad del navío. Cuando lo pueda ver en toda su longitud quizá sea cuando usted emprenda su viaje”.
 
En septiembre de 1911, el Titanic estaba todavía en el astillero, pero Stead ignoraba que iba a recibir una invitación para dar una conferencia en Nueva York. Tres noches después, M. de Kerlor tuvo un extraño sueño. No vio a Stead ahogándose; él era Stead ahogándose: “He soñado –escribió– que me encontraba en medio de un desastre en el agua. Había un montón de personas, y yo estaba entre ellos. Podía escuchar sus llamadas pidiendo auxilio”. De Kerlor telefoneó a Stead y le contó su sueño. Stead le replicó: “Es usted un profeta muy ominoso”, y le colgó.
 
Una mañana de marzo de 1912, la predicción comenzó a tomar cuerpo. El destino llamaba a la puerta. Alegre, Stead mostró a su secretaria un telegrama que acababa de recibir. Le habían invitado a dar una conferencia sobre la paz en Nueva York, el 21 de abril, en el Carnegie Hall, con ocasión de un congreso organizado por el movimiento Men and Religión forward Movement. Stead se entusiasmó ante la oportunidad de expresarse en una tribuna tan prestigiosa. Anuló el viaje que tenía previsto a Rusia y organizó su viaje a América.
 
El 6 de abril, día de Viernes Santo, escribió a Edith Harper a propósito de su viaje a Nueva York: “He tenido la sensación de que va a ocurrir algo. Ignoro dónde y cómo. Pero será para bien”. Terminó su carta con esta nota enigmática: “Tendréis
que solicitar mañana a Hilarion que os facilite algunas indicaciones sobre la tarea para la cual, tras X, seré requerido allá” –Hilarion era uno de los guías desencarnados del grupo espiritista de Stead–. Y a pesar de las advertencias continuadas, embarcó en el Titanic. Haciendo escala en Quennston (Irlanda), escribió a un amigo: “Voy a América para dar una conferencia, pero tengo la impresión de que va a acontecerme algo, una tarea importante que me será revelada. Ignoro lo que pueda ser. Espero mis órdenes de marcha convencido de que quienquiera que me llame me hará saber sus deseos con tiempo”.
 
Los testimonios que siguen de supervivientes que conocieron a Stead en el Titanic muestran una extraña evolución de su estado anímico. Durante los tres primeros días de la travesía, se mostró divertido, hablador y entusiasta como de costumbre. Durante la cena del 12 de abril, fascinó a los compañeros de mesa con la historia de una momia portadora de una maldición. Pero, al día siguiente, sin saber por qué, su actitud cambió. No bajó al restaurante para la gran cena de gala del domingo día 14 que debía conmemorar la primera travesía del Titanic, sino que se hizo servir una cena frugal en su camarote. ¿Indisposición pasajera o regreso de la angustia que quizá le embargaba y que disimulaba bajo su orgullo?
En el momento del impacto con el iceberg, Stead se encontraba en el puente. A esa hora tardía y mientras la fiesta continuaba en los salones, no había mucha gente disfrutando de la brisa marina, pero el periodista tenía una cita. Contamos con este dato tan preciso gracias a Frederick Seward, un abogado neoyorquino que se había sentado a la mesa con el periodista y que tuvo una discusión con él durante la travesía. En el instante en el que el Titanic chocaba con el iceberg, Seward no estaba en su compañía, pero lo encontró,  unos minutos después,  completamente  estupefacto. Un poco más tarde, un camarero superviviente testimonió que fue a darle la terrible noticia: “Señor Stead, va a hacer falta ponerse un salvavidas”. Stead le contestó: “¿Un salvavidas? ¿De qué habla?”.
 
Atrapado por la realidad que profetizara, fue incapaz de reconocerla. Ante su incomprensión, el camarero le colocó el salvavidas. Pero el periodista no tardó en aceptar su destino. El último testimonio, el de la señora Shelley, que estaría entre las últimas personas en marchar en un bote antes de que el barco se hundiera, asegura que lo vio, solo en la popa, silencioso, en una actitud de plegaria o de meditación, observando la llegada del final…

Fuente: Publicado el  01/10/2005 en www.akasico.com
 



Cuarto Milenio - Titanic



 
 
Futility
 
Posteriormente a la predicción de W.T. Stead, en 1897 Morgan Robertson publica “Futility”, posteriormente reeditada en 1912
como The Wreck of the Titan (El naufragio del Titán).
El libro guarda muchas analogías con el desastre del Titanic, para empezar, en la novela el barco Titan es el más seguro, grandioso y rápido del mundo.
 
La compañía ha dado la órden expresa al capitán de navegar a toda máquina – a pesar de la niebla existente y la amenaza de accidente-, además el buque no dispone de botes salvavidas necesarios en caso de accidente, ya que lo consideran “insumergible”.
 
Como no podía ser de otra forma, durante la travesía un pequeño navío es partido en dos por el “Titán”, el capitán obedece órdenes y ordena seguir la marcha sin socorrer a los
náufragos. Continúa el viaje frenético a toca velocidad, de repente se nota un enfriamiento del aire en la parte delantera del buque, y de pronto se oye el grito del vigía “Hielo a la vista, iceberg a proa”, el capitán intenta una maniobra desesperada, pero ya es tarde… en unos minutos el “insumergible” se pierde en las profundidades del océano con miles de personas en su interior
 
También ambos barcos el de la novela y el Titanic guardan similitud respecto a sus características:
Datos concretos    Titán (Futility)    Titánic   
Pasajeros    2.177    2.227  
Botes salvamento   24    20  
Tonelaje   70.000    66.000  
Longitud   240 mts    268 mts  
Velocidad Impacto   24 nudos    23 nudos  
Número de hélices   3    3  
Lugar de partida   Southampton    Southampton  
Lugar de naufragio   400 millas Terranova    400 millas Terranova  
Supervivientes   705    605  
Eslora   275 mts    300 mts  
Velocidad máxima   25 nudos    25 nudos  
Botes salvavidas   24    20  
 
 
 
 
El Sr. Colin McDonald rechazó el puesto de segundo ingeniero de a bordo del Titánic debido a una corazonada, estaba convencido de que algo sucedería en el buque. Por su parte Condon Middleton había soñado dos noches consecutivas con el hundimiento del barco, tenía el pasaje comprado y justo dos días antes de la partida pudo anular su reserva, librándose así de una muerte casi segura.
 
Otras personas llegaron incluso más lejos, es el caso del banquero J. Pierpont Morga, a pesar de tener el equipaje a bordo, canceló su billete debido a una superstición de última
hora. Incluso en una obra publicada en 1911 titulada “Predicciones para 1912” podemos leer: “Un titán del mar, un coloso que se hundirá en las heladas aguas del Atlántico norte…”
 
23 años después el oficial William Reeves –que curiosamente había nacido la misma noche del naufragio- se encargaba de capitanear el “Titanian”, en esos momentos transitaba por las mismas aguas del accidente. En un momento determinado el oficial sintió una presión, un agobio insoportable que le hizo mandar un brusco cambio de rumbo, súbitamente apareció un enorme iceberg que no chocó con el “Titanian” debido a la intuición del joven Reeves.
 
Existen más sucesos inexplicables, por ejemplo el del matrimonio Wanderbright. Habían adquirido un pasaje de
primera clase, enviaron al mayordomo para que comenzara a acomodar la estancia de la pareja y situar el numeroso equipaje para el viaje. Pero el matrimonio no llegó a subir a bordo, a escasos segundos de zarpar abandonaron maletas y sirviente quedándose en tierra. ¿A qué se debió esta inesperada decisión?.
 
Quizás la ausencia más sorprendente en este viaje inaugural fue la del dueño de la naviera J.P. Morgan y del dueño de la constructora Lord Gird, ambos acostumbraban a realizar los viajes inaugurales de sus buques, pero en este caso no lo hicieron.
 
Como vemos fueron muchas las casualidades, premoniciones, predicciones y sueños que sucedieron en torno al hundimiento del Titánic, las pregunta serían ¿podría estar el futuro escrito? ¿existe realmente el fenómeno de la precognición? ¿son simples casualidades?


Fuente: www.horoscocn.com/elotrolado


Reportaje sobre profecías, incluidas las del Titanic




Volver al menú...




La propietaria del Sol.

En un artículo publicado en el periódico gallego "La Voz de Galicia", bajo el título Conflicto Astral, Ángel Paniagua, publicaba el 25/11/2010 lo siguiente:

"Al notario le dio la risa. La mujer que tenía enfrente pretendía
que diera fe de que se declaraba propietaria del Sol. Del astro rey. Del eje del sistema solar. Pero el hombre se recompuso y escuchó. «Soy propietaria del Sol, estrella de tipo espectral G2, que se encuentra en el centro del sistema solar, situada a una distancia media de la Tierra de aproximadamente 149.600.000 kilómetros...», reza el acta de manifestaciones que levantó el notario.

 
Ella es viguesa, se llama Ángeles Durán y vive en Salvaterra de Miño. «Existe un convenio internacional por el cual ningún país puede hacerse dueño de los planetas», explica la nueva terrateniente. Pero tal acuerdo no vincula a las personas «y hay un americano que escrituró casi todos los planetas y la luna; pero no el Sol», cuenta. Así que vio una clara oportunidad y decidió convertirse en su dueña y señora.

 
Lo hizo gracias a un método muy apropiado a las circunstancias: «La adquisición de la propiedad referida constituye una aprehensión electromagnética y radiactiva, al no existir ni conocerse en cinco mil millones de años propietario alguno hasta la fecha», dice el escrito notarial, que también la declara dueña «por usucapión, habiendo hecho de la propiedad del Sol de buena fe, de forma pacífica e ininterrumpidamente durante más de 31 años».

 
Dice que ya se ha reunido con el Ministerio de Industria -con idéntico asombro- para explicarles lo que hay. Incluso asegura que podría cobrar un canon a todo el mundo que utilice la energía solar. Que para eso es su dueña: «Si se paga por los ríos, ¿por qué por esto no?». Sea cierto o no, asegura que daría el 50% de los ingresos a los Presupuestos Generales del Estado, el 20% para las pensiones mínimas, un 10% para investigación y sanidad y otro 10% para erradicar el hambre. Quedaría un 10% para su bolsillo. Le faltaría acudir al Registro de la Propiedad para anotarse como propietaria del Sol, pero claro, el registro español no tiene competencias sobre el sistema solar.

 
El notario al que le dio la risa tuvo que consultar con su colegio profesional. Lo hizo y levantó acta. Lo más curioso del asunto es que su despacho está en O Porriño, en una urbanización que, aunque parezca de chiste, se llama El Sol."

La gente ya no sabe que inventar para intentar paliar los efectos de la crisis... (Ella solamente quiere el 10% pobrecita. Escuchar la entrevista de la radio y vereis como no es una loca, es una jeta de mucho cuidado".

 
Entrevista a Ángeles Durán en el programa "Levántate y Cárdenas" en Europa Fm


 

Volver al menú...





Experimentos científicos en el campo de la parapsicología.

Interesante documental emitido por el programa Cuarto
Milenio en el que se pone en entredicho el origen trascendental de determinados fenómenos paranormales y en el que,  desde mi punto de vista, se demuestra a los escépticos cientificistas que la parapsicología en sí  no es ninguna farsa, y que existen numerosas personas, en todo el mundo, que se toman en serio estos temas, buscando día tras día la causa de determinada fenomenología, utilizando para ello los conocimientos que a día de hoy otras ciencias les proporcionan.


 
En este caso no vamos a escribir un artículo como es de costumbre, ya que creemos que las imágenes hablan por sí solas, lo que sí que me gustaría recordar es que si bien hay muchos casos en los que determinada fenomenología se podría explicar con estas teorías, hay otros casos en los que no caben éstas, como la teoría de los infrasonidos por ejemplo. Por todo ello hay que seguir investigando, o experimentando para los que tenemos menos conocimientos (ya que la casuística en los fenómenos también es importante para futuras investigaciones) estos y otro tipo de fenómenos de índole paranormal.


 
 
 

 
 


Recuerdos a la carta

 
¿Y si lo inimaginable pudiera hacerse realidad”, bajo este
eslogan una empresa pionera nos ofrece poder grabar en la memoria, y para siempre, recuerdos de cosas que en realidad no las hemos vivido, como si lo hubiéramos hecho, y tan auténticas dicen como lo puede ser nuestro primer beso.


 
Manifiestan que cuando dormimos el cerebro deshecha las cosas que no considera importantes, por lo que en realidad el 99% de nuestra vida es como si no la hubiéramos vivido, ya que no la recordamos.


 
Ofreciéndonos la oportunidad de poder revivir lo que no hemos vivido, sentir lo que nunca hemos sentido, y tantas veces como deseemos.


 
Plantean el proceso de creación de recuerdos en cuatro etapas, siendo éstas:
 
Translación, en donde la persona sentirá un ligero entumecimiento al encontrarse en un espacio de movilidad
reducida, para posteriormente sentir alivio al alcanzar el entorno deseado;   adaptación, en donde encontrándonos en un estado alterado de consciencia percibiremos  sonidos, colores, texturas, olores, e imágenes que no habíamos apreciado nunca; flow, es donde almacenaremos la experiencia en la memoria tras la activación del hipocampo;  y vuelta a la realidad, donde aseguran que lo máximo que puede pasar es que durante los primeros días tengas un poco de astenia, todo ello sin producir Déjà Vu, y con sesiones de dos horas a quince días.


 
Los recuerdos que tienen ahora mismo a disposición son muy variados:
 
La Huella de  Siam, con la fragancia de la flor de loto, el coco, y el curry, sus mercados, el tacto de una trompa de elefante, su puesta de sol, o la textura de un escorpión frito…
 
Escenas tintadas del índico, en donde podrás notar el tacto de su arena blanca, el murmullo de sus olas, sus aguas turquesa, nadar junto a una manta raya, el aleteo de las palmeras…
 
Memorias de roca y acero, en donde podrás sentir la sensación de encontrarte en lo alto de un rascacielos, la caída de una enorme catarata, el blues de un guitarrista callejero, un buitre leonado eclipsando el sol, atravesar una nube que surca de un puente colgante…
 
También tienen a disposición entre otros,” La gran
colmena” (faquires, bailarinas, palacios, hormiguero de la gente en las calles),  “Los dominios del León” , “El pueblo de Jade”, “Y los vestigios del dragón”.


 
Se trata por tanto de un test pionero en la implantación de recuerdos, en el que voluntarios podrán revivir lo que nunca vivieron…
Para apuntarse a tan extraña, magnífica, y controvertida  propuesta basta con entrar en www.revivelo.com e inscribirse.


 




Volver al menú...




¿Qué sabemos del número 11?

Según publicación 237 de la revista Más Allá de la Ciencia: "
aunque sea una mera hipótesis, la reiterada aparición del 11 relacionado con acontecimientos nefastos podría obedecer, según nos explica María José Ros, a dos razones: por un lado, “a la existencia de grupos y organizaciones ocultas que detentan el poder global y conocen muy bien la fuerza cósmica de este número para realizar sus acciones perversas y seguir controlando el mundo a su antojo”. Y, por otro, “a que un plan cósmico sea el autor de la serie de catástrofes que se han producido últimamente, con el objetivo de advertir o avisar al ser humano para que recuerde su origen divino y cambie hacia otros valores más solidarios y justos”. Así pues, según Ros, la repetida presencia de este número en diferentes sucesos trágicos podría deberse a la convergencia de dos planes diferentes: el de la oscuridad y el de la luz. “No siempre tienen que ocurrir hechos infaustos en fechas once, ya
que en ocasiones también suceden cosas positivas, como el armisticio firmado para poner fin a la I Guerra Mundial, el 11 del 11 de 1918. Lo único que parece seguro es que siempre tienen una gran repercusión”, concluye Ester Caño."
 

 
El once (11) es el número natural que sigue al diez y precede al doce.
 
Es el quinto número primo, después del siete y antes del trece; y el tercer primo de Eisenstein real, después del 5 y antes del 17.

Siempre es el resultado de sumar el primer y el último número de la lista de los diez primeros? 1 + 10= 11; 2 + 9= 11; 3 + 8= 11; 4 + 7= 11; 5 + 6= 11; 6 + 5= 11; 7 + 4= 11; 8 + 3= 11 y 9 + 2= 11.
Nunca aparece este número en la simbología cristiana. Es una
cifra maldita, pecaminosa e incompleta, que está entre el 10 (perspectiva humana) y el 12 (perspectiva cósmica). Los Apóstoles quedaron reducidos a 11 después de la traición de Judas.
Dice San Agustín que el 11 es blasón del pecado. 

¿Representa el 11 la lucha entre las fuerzas de la oscuridad y las de la luz? El hecho es que los acontecimientos que suceden en fechas 11 siempre tienen, para bien o para mal, una gran repercusión

1) New York City tiene 11 letras.
2) Afghanistan tiene 11 letras.
3) Ramsin Yuseb (El terrorista que amenazó con destruir las Torres Gemelas en 1993) tiene 11 letras.
4) George W Bush tiene 11 letras.

Hasta aquí no sorprende demasiado, pero sigamos.

1) New York es el estado número 11.
2) El primer avión que se estrelló contra las Torres Gemelas fue el vuelo número 11.
3) El vuelo número 11 llevaba 92 pasajeros. (9 + 2 = 11)
4) El vuelo número 77 también se estrelló contra las T Gemelas, y llevaba 65 pasajeros. (6 + 5 = 11)
5) La tragedia sucedió el 11 de Septiembre, o mejor dicho 9/11. (9 + 1 + 1 = 11)
6) El día es igual al número de emergencia de la policía en Estados Unidos 911. (9 + 1 + 1 = 11)

1) El número total de víctimas dentro de todos lo aviones fue de 254. (2 + 5 + 4 = 11)
2) El 11 de Septiembre es el día 254 del calendario. (2 + 5 + 4 = 11)
3) Las explosiones de Madrid sucedieron el día 11/03/2004. (3 + 1 + 1 + 2 + 4 = 11)
4) La tragedia de Madrid sucedió 911 días después del incidente de las Torres Gemelas. (9 + 1 + 1 = 11)

Uno de los símbolos mas reconocidos de Estados Unidos, después de las Estrellas y las Barras, es el Águila.

La siguiente estrofa ha sido sacada del Quoran, el libro sagrado Islamita:

‘Por que se ha escrito que el hijo de Arabia despertará a una

terrible Aguila. La fuerza del Águila se sentirá por todas las tierras de Allah, mientras algunas personas temblarán en desesperación pero en el fondo se alegrarán: por que la fuerza del Aguila limpiará las tierras de Allah y abrá paz.’

Esa estrofa es la numero 9.11 del Quoran.

Los últimos tres presidentes de Estados Unidos tienen 11 letras en su nombre Barack Obama, George  W. Bush, Bill Clinton.

El ciclo solar es de 11.1 años.

Un estudio de la NASA sugiere que toda la masa en el agujero negro en el  centro de nuestra  galaxia gira en 11 minutos.

Posiblemente el más significativo de los 11:11s, el 21 de diciembre del 2012, le fecha apuntalada para sellar un cambio en la conciencia planetaria,  tiene su punto focal a las 11:11 tiempo universal, momento en el que ocurre el solsticio de invierno. Sumando 12/21/2012 obtenemos 11. Muchas personas ven en el 11:11 justamente una programación en torno a esta fecha y la activación genética de espirales luminosas en nuestro código. El 11:11 como una teleología histórica

llevándonos hacia el cabo fractal de la asención planetaria. Otras más ven en esto la mano taimada de las fuerzas oscuras que lavan el cerebro de las masas, el 11:11 como rito de predicción programativa. Parte de la parafernalia de desinformación mística que envuelve al new age y que truculentamente hace ver en la realidad su propio fanatismo.

Una de las personas en popularizar el 11:11 fue el mentalista israelí Uri Geller, quien formó parte del programa de visión remota Stargate de la CIA y quien en algún momento sostuvo canalizar un espíritu con forma de halcón de la estrella Sirius. Geller ha declarado que desde pequeño veía el 11:11 en todas partes como una especie de mensaje cósmico. Para Geller el 11:11 es un detonador del despertar de la conciencia precodificado.





Como curiosidad abrid el Microsoft Word y hacer lo siguiente:


1) Escribid en mayúscula Q33 NY. Éste es el numero de vuelo del primer avión que se estrelló contra las Torres Gemelas.
2) Sombread el Q33 NY. (no es estrictamente necesario)
3) Cambiad el tamaño a 48.
4) Cambiad la letra a WINGDINGS.

 

 

Fechas:

El 11/11 a las 11 de la mañana se dio el cese al fuego en la Segunda Guerra Mundial. Este día se conoce como el Día de la Remembranza (en Gran Bretaña la gente se pone un pin con una amapola), curiosamente el minuto exacto del recuerdo de la gente caída en la Guerra es a las 11:11 AM.  Un evento que

podría parecer casual si no se tiene en cuenta la insistencia que tiene la numerología masónica en aparecer en eventos de escala global, como si fuera puesta ahí por una elite que juega Cabala con el destino del planeta.

11 de septiembre de 2001: Se producen los atentados contra las Torres Gemelas.





11 de Marzo 2004: Una bomba explota en un cercanías en la estación de Atocha.

 

11 de Febrero del 2011: en Concepción, Chile, a las 17:05 hora local se produce un sismo de intensidad 6,8 en la escala de Richter. Durante el resto del día hubo más de 80 réplicas en la zona centro sur del país.

 


11 de Marzo 2011: en Japón, un terremoto de magnitud 9,0 a 130 km de la costa provoca un tsunami que anega la costa noreste del país. Todos los territorios costeros del Pacífico son puestos en alerta.


11 de Mayo 2011: en Lorca (Murcia), se producen dos seismos de magnitud 5.1 y 4.4 respectivamente en la escala de Ritcher.


Lo que parece claro es que el número 11 pudiera tener un significado muy especial en el islam, número que parecen tener en cuenta los integristas islámicos para cometer sus atentados. Pero, ¿pudiera ser qué también este número tuviera alguna relación con las leyes de la naturaleza?


 FUENTES: universa2010.wordpress.com, compucalitv.com, y  masalladelaciencia.es 


Mini-curiosidades varias


- UNA VIDA CORTA. Las gentes con menor esperanza de vida son los habitantes de Sierra Leona, que fallecen por
término medio a la edad de 43 años.
 


- SUICIDAS AL VOLANTE. Se estima que entre el 15 y 20 por 100 de los accidentes de tráfico son, en realidad, suicidios.
 

- PENDIENTES DE TRES HILOS. En el Medievo, los
ladrones, infanticidas y bígamos eran ahorcados con tres cuerdas.
 
 
- LA PANDILLA CADAVÉRICA. La gran demanda de cadáveres para practicar autopsias en los hospitales y otros centros médicos londinenses provocó que apareciese en el siglo pasado un grupo de ladrones de cadáveres profesionales conocidos como la banda de Borough.
 
 
- HUESITOS, PERO NO DE SANTO. En Francia, los mendigos hacían pan que llamaban de Madame Montpensier.
Estaba elaborado con huesos humanos molidos que eran sustraídos de las tumbas.
 

- EUFORICO FINAL. El poeta griego Sófocles murió en el año 406 a.C. por la impresión que le produjo una buena noticia.
 
 
- VARONES TRANSFORMISTAS. Tras el fallecimiento de
un ser querido, los hombres gálatas, de Asia Menor, se disfrazaban de mujer, ya que decían que el sexo femenino reza y se lamenta mucho mejor.
 
 
- QUE NO LES FALTE DE NADA. Los cananeos practicaban agujeros en las tumbas por los que hacían llegar alimentos a los difuntos.
 
 
- CON FECHA DE CADUCIDAD. Los desaparecidos caspios, que vivían en la desembocadura del río Kura, mataban a los
hombres al cumplir los 60 años.
 
 
- AMOR A ESPALDAS. En las cárceles toscanas del siglo pasado, los presos autores de crímenes pasionales portaban a su espalda una pancarta que decía: Assasino per amore (asesino por amor).
 
 
- MUERTE TRUFADA. Según De la Mettrie, médico y autor del ensayo El hombre máquina (1748), el ser humano debe
gozar de los placeres carnales y disfrutar de la repostería trufada hasta la saciedad. Llevada a la práctica su teoría, de la Mettrie no pudo resistir el empacho: enfermó y falleció.
 
 
- CON EL ALMA PRESA. Los habitantes de algunos poblados galos acostumbraban a coser todos los orificios corporales del finado para que su espíritu no se escapara.
 
 
- POR UN PUÑADO DE MONEDAS. En el Medievo, muchas madres sacrificaban a los recién nacidos para sacarse unas monedas como ama de cría. Esto era debido a que las mujeres ricas preferían contratar a las madres que acababan de
perder un hijo. De esta forma, se aseguraban de que la leche no se repartiese entre dos bebés.
 

- MANOS APARTE. A los atenienses suicidas se les cortaba las manos y se enterraban separadas del resto del cadáver.
 
 
- PARA LIARSE A TIROS. La mitad de las muertes accidentales en la ciudad estadounidense de Los Angeles se deben a la manipulación de armas de fuego. Éstas también
están implicadas en el 95% de los homicidios.
 
 
- EL GOTA A GOTA. Los verdugos sicilianos se sacaban un sobresueldo vendiendo a la gente supersticiosa gotas de sangre a los recién ejecutados.
 
 
- NACIDOS PARA VENCER. Los cartagineses ejecutaban a
los generales que eran derrotados en el campo de batalla.
 
 
- QUE LES PARTA UN RAYO. Los griegos consideraban sagradas a las víctimas muertas por un rayo.
 
 
- JUICIO A UN FINADO. El papa Esteban VI hizo exhumar los restos de su predecesor, el papa Formoso a quien acusaba de usurpador. Esteban VI condujo el cadáver a Roma, lo sentó en el trono con su atuendo papal e inició un concilio
para juzgarlo. Al término de éste, mandó arrojar el cadáver al Tíber. Poco después, en el año 897 fue apresado por el pueblo y estrangulado.
 
 
- LLAMADAS DESDE EL OTRO LADO. Para evitar enterrar a gente aparentemente muerta, un depósito de cadáveres vienés del siglo XIX unía a los cuerpos sin vida unas placas metálicas. Éstas, al detectar cualquier movimiento, activaban una alarma en el centro de control.
 
 
- ESCOBAS SE QUEDAN SIN DUEÑO. Entre 1560 y 1670
se ejecutaron sólo en el sudeste de Alemania 3.200 brujas.
 
 
- VENENO PARA ELLA, TIROS PARA EL. Numerosos estudios revelan que a la hora de quitarse la vida, las mujeres optan por los fármacos y las sustancias tóxicas, mientras que los hombres prefieren precipitarse desde las alturas o recurrir a las armas de fuego.
 
 
- FALSA JUVENTUD. Las mujeres de la antigua Grecia empezaban a contar su edad desde que se casaban.
 
 
- UNA EXHIBICION EJEMPLAR. En Inglaterra, los ahorcados eran expuestos durante un tiempo como medida ejemplarizante. Para evitar que fueran atacados por animales carroñeros eran embadurnados completamente de alquitrán.
 
 
- LOS LATIDOS DE ESPAÑA. Los españoles – y en concreto la mujer catalana – poseen el índice de mortalidad por problemas cardíacos más bajo del mundo.
 
 
- LA MUERTE PUEDE ESPERAR. Se cuenta que cuando al matemático Karl F. Gauss (1777 – 1855) se le comunicó que su
esposa estaba a punto de fallecer, éste, que estaba inmerso en su trabajo, respondió: "Sí, sí, pero pídale que espere un momento hasta que acabe con esto".
 
 
- SEPELIO A BOFETADAS. El día del entierro del boxeador británico Tom Sayers (1826 – 1865) cerca de 30.000 seguidores acudieron al cementerio para darle el último adiós. En el momento de la inhumación, todos se quisieron acercar a la tumba, pero al no poder, la emprendieron a puñetazos.
 

- JUEGO DE ALTO RIESGO. Los aztecas y otros pueblos precolombinos practicaban un juego parecido al fútbol, el
tlachtli. A los que perdían, los sacerdotes solían arrancarles en vivo el corazón para ofrecérselo a los dioses.
 

- LA ESCALERA DEL SUPLICIO. Antiguamente, el número de peldaños en los patíbulos variaba según la jerarquía del condenado. Así, el rey podía pedir que le colocaran un número ilimitado; los duques, ocho; los condes, seis; los barones, cuatro, y la gente humilde, dos.
 
 
- DORMIR CON EL ENEMIGO. En 1992, el 29% de las mujeres asesinadas en USA fue a mano de sus maridos, exmaridos o compañeros sentimentales.
 
 
- QUIEN PAGA, TAMBIEN DESCANSA. Los egipcios morosos no podían ser enterrados hasta que la familia saldara todas sus deudas.
 
 
- VIAJE AL LIMBO. En la Edad Media, los niños que morían sin ser bautizados eran enterrados en los muros de las catedrales, que eran llamadas limbos.
 
 
- UN CHUPITO DE HUESO. Los indios de la Guayana preparaban un licor con las cenizas de los muertos.
 
 
- EL CADAVER INCENDIARIO. En 1885 fue ingresado en un hospital de Londres un hombre obeso que falleció. A la mañana siguiente, los doctores se encontraron con el cuerpo hinchado como un balón y relleno de gas. Al practicarle una pequeña incisión en la piel, el gas salió y ardió espontáneamente.
 
 
- ¡POR FIN LIBRE! En 1684, Jean-Baptiste Mouron, de 17 años de edad, fue acusado de incendiario y condenado a
galeras durante cien años y un día. Mouron cumplió el castigo íntegro y quedó libre a la edad de 117 años. Falleció unos años más tarde.
 
 
- EN LA HORA DE LA MUERTE. El día 1 de Septiembre de 1775, a las 7.45 de la madrugada, murió el rey francés Luis XIV. En ese momento, el péndulo que el físico holandés Christian Hoygens le había regalado se detuvo inexplicablemente, sin que jamás volviese a funcionar.
 
 
- SUICIDIO SALADO. En la antigua China, los suicidio se cometían ingiriendo una cantidad brutal de sal.
 
 
- MORDISCO FATAL. Allan Pinkerton, fundador de la famosa agencia norteamericana de detectives del mismo nombre, murió de gangrena por morderse la lengua, en 1884.
 
 
- MUEREN Y NO DESAPARECEN. Una cucaracha decapitada puede vivir durante varios días antes de morir.
 
 
- TIRAR DE LA COLETA. Durante los siglos XVII y XIX, los esclavos chinos eran obligados a llevar coleta, para que pudiesen ser escogidos más rápidamente.
 

 
- UN DELITO QUE ES UNA MARRANADA. En 1394, un cerdo fue ahorcado en Normandía por devorar a un niño.
 

 
- LAS SIETE VIDAS DE RASPUTIN. Este personaje de la corte zarista tomó vino y 10 pasteles envenenados; más tarde recibió cinco balazos mortales y fue golpeado en la cabeza con una barra metálica, sin acabar con él. Su inexplicable vitalidad no se quebrantó hasta que un grupo de personas allegadas le arrojaron bien atado por un agujero abierto en el helado río Neva en 1916.
 
 
- CORREO FUNERARIO. En Agosto de 1993, los monjes de un templo budista de Nara, en Japón, recibieron por correo un
paquete que contenía el cadáver de un bebé y un sobre con dinero para los gastos de su funeral.
 
 
- EL ÚLTIMO MENSAJE. El 15 de Noviembre de 1958, el actor Vincent Price tomó un avión de Hollywood a Nueva York. Durante el vuelo, miró por la ventanilla y se quedó helado al ver que unas nubes cercanas formaban la frase "Tyrone Power ha muerto". Ningún otro pasajero vio el mensaje. Cuando el avión aterrizó en Nueva York, comunicaron a Price que su amigo Tyrone Power había muerto dos horas antes de un ataque al corazón.
 
 
- CORTAR POR LO SANO. Cuando el médico Erasístratos, uno de los más famosos de Alejandría, presintió que padecía una úlcera sangrante, se suicidó ingiriendo una copa de cicuta, en el año 280 a.C.
 
 
- LUTO MUY REFINADO. Durante el siglo XVIII, se puso de moda en los funerales repartir entre los parientes del finado anillos, medallones y otras joyas con figuras de ataúdes, calaveras, y esqueletos.
 
 
- COPA MACABRA. Los antiguos habitantes de Táuride, en
Crimea, únicamente bebían en las calaveras de sus adversarios.



Fuente emuleland.net



Volver al menú...



Fotografiando muertos

En el S.XIX el hecho de fotografiar a los finados de la familia
 
era bastante común. La mayoría se trataba de niños fallecidos debido a diferentes enfermedades.  Ante la muerte de un ser querido la familia convocaba a un fotógrafo especial que realizaba las tomas con la escenografía habitual como si de seres vivos se tratara. Es más, en muchas ocasiones los vivos compartían encuadre con los muertos en una típica foto familiar.


Normalmente estas fotografías se tomaban unas horas
 
después de la muerte, persiguiendo reflejar cómo era esa persona antes de su fallecimiento.


Ya en el S.XIX, época del auge del movimiento espírita, estas fotografías eran
Foto tomada 9 días después de su fallecimiento
 
miradas con lupa por los investigadores de la época, al objeto de encontrar evidencias que demostraran la existencia del alma humana. Todavía hoy en día muchas son las personas que dicen sentirse mal al observar las fotografías, angustiadas o que incluso dicen ver movimiento en algunas fotografías.
 

Hoy en día en Estados Unidos existe una organización, Now I Lay Down to Sleep (http://www.nowilaymedowntosleep.org/),
 
que ofrece los servicios de fotógrafos para retratar a niños fallecidos e incluso fetos con al menos 25 semanas de gestación, con el fin de que los padres de estos seres puedan guardar un recuerdo de su exigua existencia.







Volver al menú...





Psicofotografía o fotografía psíquica

Con la llegada del espiritismo comenzó a hacerse habitual la captación de imágenes de difuntos, rostros que aparecían en los retratos de la época.


Si bien fotógrafos como Buguet o Keeler fueron calificados de
embaucadores, ya que utilizaban técnicas fraudulentas para la obtención de tales imágenes, esto no fue óbice para que otros experimentaran en este campo, experimentación que en algunos casos les llevó a la hipótesis de que ciertas personas, utilizando su mente, llegaran a impresionar sobre la película imágenes, incluso expresiones escritas.


Hay que tener en cuenta que la técnica se debe, en hipótesis, a las ondas emitidas por la mente del sujeto, y no por una radiación de cualquier tipo ajena a éste.


Toda capacidad para trucar las fotografías, en el cuarto oscuro de cualquier estudio, por fotógrafos e investigadores sin escrúpulos, quedó atrás con la incorporación al mercado de las cámaras instantáneas (tipo Polaroid), por lo que el
fenómeno en cuestión resurgió con fuerza, ya que la facilidad para trucar las imágenes y los escasos medios de la época para demostrar las burdas farsas, habían conseguido relegar a un segundo plano la investigación del fenómeno.


Uno de los personajes más investigados en el campo de la fotografía psíquica fue Ted Serios, gran aficionado a la botella, de padres griegos, trabajaba en la década de los 50 en un hotel en Chicago (EEUU) como botones, cuando un amigo le incitó a concentrase en una imagen, mientras éste enfocaba con una cámara Polaroid una pared lisa. Al disparar el
Ted Serios
obturador y revelarse las fotografías, la sorpresa no pudo ser mayor, ya que en dichas imágenes aparecieron cosas imposibles como monumentos y otras escenas de la vida cotidiana. 


Esto llevó a un grupo de científicos, de Denver, a estudiar durante tres años, concretamente de 1964 a 1967. Durante la investigación se obtuvieron más de cien fotografías enigmáticas, escenas que parecían tener un contenido onírico.


El sistema para la captación de dichas imágenes era el siguiente, Ted se ponía hasta arriba de alcohol, se le enfocaba con una cámara Polaroid y se le fotografiaba. En muchas de las
Psicofotografía de Ted Serios
fotografías extrañas se podía ver una sobreexposición a la luz, dejando toda la fotografía en blanco, o una ausencia total de luz, dejando la imagen en negro.


Fueron varias las personas que tacharon a Ted de embaucador, como tras la experimentación sobre una película cinematográfica, cuando el ilusionista David Eisendrath manifestó la forma en la que Ted podía realizar el trucaje, y es que Ted utilizaba un trozo de cartón enrollado, de muy pocos centímetros de largo y diámetro, bautizado por él como Gismo (no siempre y aquí está la cuestión), con el que apuntaba a la cámara, según él para concentrarse mejor.
Imágen de como se puede trucar el Gismo
Pero personas por las que había sido investigado, como  Ian Stevenson y Jules Eisenbud (psiquiatra de la Universidad de Denver) , no están de acuerdo con la hipótesis de Eisendrath, ya que según ellos había estado sometido a un riguroso control, como requiere por otro lado toda experimentación de corte científico, y por ello constatan que el "gismo" no estaba trucado.


A partir de 1967 Ted dejó de interesar y es que ya sólo era capaz de producir sobreexposiciones o ausencias de luz (na y menos), sin que volviera a lograr grabar ningún tipo de imagen.


Después de Ted ha habido otras personas como el japonés Masuaki Kiyota, o la neoyorquina Josephine Rossi, que parecían impregnar la película fotográfica con imágenes, sin necesidad de cámara alguna. (escotofotografía)
O la familia Veilleux, que con una Polaroid fotografiaron un paisaje, que una vez revelada la foto contenía el curioso rostro de su vecino el Sr. Hoskins, fallecido dos años antes.


Nuevamente el psiquiatra Jules Eisenbud decidió investigar el
caso; para ello se dirigió con la familia Veilleux a un cementerio y, escogiendo una lápida al azar, realizaron varias fotografías, en las tres primeras no se obtuvo ningún resultado, si bien en la cuarta consiguieron la imagen de una abeto, tipo de árbol que no existía en dicho camposanto. De todas maneras la prueba no fue del todo satisfactoria para el psiquiatra en cuestión.
 

Trucos, proyección psíquica, mundos y rostros del más allá, o incluso el reflejo de los pensamientos en las pupilas, captadas por la lente de la cámara fotográfica, son algunas de las hipótesis que se barajan para tal extraño fenómeno, el caso es que a día de hoy, numerosos experimentos en este campo, siguen siendo un misterio por resolver.

 




Volver al menú...




Comentarios hacia esta página:
Comentado por Eva, 19-04-2011, 17:52 (UTC):
El tema de la memoria celular es un tema apasionante.

Comentado por alexguerra, 17-05-2011, 12:29 (UTC):
La teoría de los sueños en el fenómeno Deja Vu me ha dejado impresionado. Sería interesante que todo se debiera al fenómeno de la precognición mediante el sueño, y que sin llegar a ser conscientes se quedara grabado en nuestro subconsciente.

Comentado por Eva, 17-05-2011, 16:58 (UTC):
me ha gustado muchísimo el vídeo! Sobretodo cuando el dr. Cabrera ha dicho que nuestro cerebro tiene memoria y datos de hace 2000 años

Comentado por Eva, 25-05-2011, 18:24 (UTC):
Vaya artículo el del Titanic!!!!! menuda historia, desde luego que es bien cierto que la realidad supera a la ficción.
La pregunta sobre si está escrito el futuro es la pregunta del millón, si hay gente que es capaz de verlo...¿será por que está escrito? o ¿en cierta manera nos pueden condicionar para ir directos hacia ese destino? Lo curioso en cuando predicen datos tan exactos y hechos tan concretos, como es este caso. ¡Enhorabuena por el artículo!

Comentado por Eva, 09-08-2011, 15:48 (UTC):
Muy buenas las minicuriosidades!!!

Comentado por Cesar, 29-10-2013, 01:33 (UTC):
importantisimo estos estudios paranormales, es una ciencia que debemos respetar y tomar en serio para la comprensiòn de nuestra vida con sus caminos dificiles de explicar, solo Dios lo sabe



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje:

ENCUESTA DE OCTUBRE
 


¿Cúal es la causa de la telecinesis expontánea recurrente? (Poltergeist)
El origen habría que buscarlo en una consciencia trascendente que se encuentra en otro plano ontológico 50%
La causa se encuentra en el inconsciente del ser humano 50%
La causa, totalmente desconocida, utilizaría al ser humano como catalizador del fenómeno 0%
2 Votos totales


Facebook botón-like
 
Publicidad
 
NOTICIAS
 
PUBLICADO EL NÚMERO 4 DE NUESTRA REVISTA DIMENSIÓN PARALELA 

NUEVO AUDIO, INTERVENCIÓN DE GUVAIP EN EL PROGRAMA DE MISTERIOS ESCONDIDOS, DISPONIBLE EN EL FORO
 

Imágenes Variadas

Otras webs
 















 
Amigos de Guvaip que nos han visitado. 130539 visitantes Gracias a todos
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=